Quantcast

Cuidadoras internas

El servicio de cuidadoras internas y cuidadores para la atención a las personas mayores y personas dependientes, así como el acompañamiento en la asistencia hospitalaria o el servicio de canguros, son algunos de los que más preocupan a las familias, que siempre buscan la mejor atención para sus seres queridos.

Profesionales experimentados

Para el cuidado de mayores las familias esperan encontrar profesionales con experiencia que sepan adaptarse a las situaciones y tengan vocación, para que se adapten con facilidad al hogar en el que van a trabajar y a la persona a la que van a prestar sus servicios.

Gracias a la ayuda a domicilio, muchas personas mayores, dependientes o enfermas pueden continuar viviendo en su casa, recibiendo ayuda para aquello que, o bien por su edad o bien por sus capacidades funcionales y físicas, no pueden seguir haciendo por sí solos.

El objetivo de los equipos profesionalizados de cuidadores es que la persona atendida pueda continuar haciendo su vida normal, entendiendo que eso es lo que les gusta y lo que necesitan. Tal vez necesiten ayuda para el aseo, o un acompañante para dar un paseo o hacer la compra, lo importante es que sigan manteniendo la autonomía que les sea posible.

Selección de personal

Los cuidadores internos más demandados trabajan para agencias de colocación que realizan un cuidadoso y personalizado proceso de selección de personal, buscando el profesional que más se ajusta para cada cliente en particular.

La agencia se encarga, además, de garantizar la sustitución del cuidador en caso de enfermedad o imprevisto. Ante cualquier cambio de horarios o eventualidad siempre podrá cubrir tus necesidades. El cliente tampoco tendrá que preocuparte por los trámites de contratación o gestiones, ya que la agencia se hace cargo.

Cuidados de larga duración

El cuidado de ancianos o personas mayores que necesitan ser atendidos durante meses y/o las 24 horas del día suele ser un quebradero de cabeza para muchas familias, que buscan la tranquilidad de saber que pueden tener a su ser querido viviendo en su propia casa y a la vez estar perfectamente atendido.

Los servicios de ayuda a domicilio durante periodos prolongados con distintos horarios o turnos permiten ofrecer una atención profesional altamente especializada. En cada caso se estudia la situación particular y se valoran las mejores opciones ajustadas a cada necesidad.

Se puede optar por cuidadores internos, que pernoctan en el domicilio y ofrecen hasta 24 horas de ayuda, o bien por cuidadores en turnos partidos. En este último caso los cuidados son realizados por 2 personas que ofrecen asistencia continuada.

Cuidados puntuales

Para muchas familias lo más interesante es la ayuda a domicilio por horas para personas mayores, dependientes y/o enfermas. 

A veces los familiares necesitan algún tiempo para ir a trabajar, a hacer gestiones, o para tomarse un respiro, o bien tan solo necesitan ayuda puntual para el aseo o la hora del paseo, por ejemplo.

En cualquier caso, las agencias son la mejor forma de contactar con cuidadoras internas y profesionales para el cuidado de mayores y dependientes, ya que se encargan de una selección rigurosa de profesionales con experiencia, además de garantizar soluciones ante situaciones imprevistas y adaptarse a las necesidades particulares de cada cliente.