Quantcast

Exolum recortó un 41% su beneficio en 2020, hasta 168 millones

Exolum, la antigua CLH, obtuvo un beneficio neto de 168 millones de euros en 2020, lo que representa una caída del 41,2% con respecto a los 285 millones de euros registrados en el ejercicio anterior debido al impacto por el Covid-19.

La cifra de negocio de la compañía el año pasado ascendió a 614,87 millones de euros, lo que representa una caída del 17% con respecto a 2019.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo a cierre de 2020 se situó en los 338 millones de euros, con un descenso del 26,6% respecto a los 460 millones de 2019.

Estos resultados recogen así el impacto de la pandemia sobre la actividad del operador de la red española de oleoductos, que ha visto cómo las restricciones a la movilidad hicieron desplomarse la demanda de productos petrolíferos el año pasado.

En rueda de prensa, el consejero delegado de Exolum, Jorge Lanza, indicó que en el caso de la demanda de productos de automoción, muy sensible a estas restricciones a la movilidad, en este mes de abril se sitúa un 9% por debajo de los niveles pre-Covid, mientras que en lo que respecta a la de la aviación, más impactada todavía por el coronavirus, es un 75% inferior a la de 2019.

LOS NIVELES DE 2019 DE DEMANDA NO VOLVERÁN A VERSE

En este sentido, Lanza confió en esperar a recuperar los niveles de demanda de los productos de automoción a partir del verano, aunque consideró que posiblemente los niveles de 2019 no se vuelvan a ver “nunca más”.

Para el combustible de aviación, apostó por no ver una recuperación hasta 2022, tras el fuerte impacto en la demanda por el Covid-19 en 2020 y 2021.

A pesar de este impacto en los resultados, el directivo destacó que la compañía ha mantenido su esfuerzo inversor, con un incremento del 23,1% en las inversiones orgánicas en 2020, hasta los 105 millones de euros. Esta cifra, además, no incluye los 450 millones de euros de la compra de Interterminals a finales del año pasado, en la que fue la mayor operación en la historia del grupo para convertirse en la mayor compañía de almacenaje de líquidos de Europa.

DEFIENDE QUE CLH NO SE ENDEUDA PARA PAGAR UN DIVIDENDO MAYOR.

Además, Lanza se defendió de las críticas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) respecto a que el grupo destine todos sus beneficios a dividendos y señaló que en 2020 la retribución al accionista ha caído un 44%, debido al descenso en el beneficio, a pesar de que se mantendrá el ‘payout’ del 100%.

En el capital de la antigua CLH figuran como principales accionistas CVC (24,84%), Borealis (24,61%), Macquarie (19,87%), Crédit Agricole (9,93%) y APG (9,93%).

A este respecto, afirmó que la compañía no se endeuda para pagar un dividendo mayor y consideró que la CNMC supervisa el comportamiento de la empresa en lo referente a precios y garantía de suministro, donde consideró que se cumple y no ha ningún problema.

De cara al futuro, Exolum, que aspira a ser una compañía cero emisiones en 2050, no renuncia al negocio tradicional de transporte y almacenamiento de hidrocarburos, donde considera que “hay potencial de mejora” a través de la eficiencia y la reducción de la huella de carbono, y donde ve un crecimiento a futuro en el negocio de Aviación “cuando acabe el Covid-19”, apostando por continuar con la expansión internacional “prudente” en este área, dijo Lanza.

No obstante, en ese futuro de la compañía también figura una apuesta por los biocombustibles, así como los químicos, que son un mercado compatible con la transición energética y donde prevé continuar con su expansión, indicó el consejero delegado del grupo.

APUESTA POR LA DIVERSIFICACIÓN.

Además, Exolum apuesta en esta trasformación de la compañía para ser un actor relevante en la transición energética por la diversificación a través de otras líneas de negocio fuera de su negocio tradicional como son la economía circular, el hidrógeno y los ecocombustibles.

Así, el grupo ha presentado una cartera de unos 26 proyectos (20 de hidrógeno, tres de biocombustibles para aviación y otros tres de economía circular) con los que aspira a captar fondos europeos que supondrían una inversión de unos 1.000 millones de euros, indicó Lanza.

En lo que respecta a la economía circular, el grupo cuenta con el proyecto de construcción en Algeciras de una planta de tratamiento de aguas residuales que transforma el residuo en combustible de barcos.

En el caso del hidrógeno, está desarrollando oportunidades en la cadena de esta tecnología para proyectos destinados a la transición hacia una economía más sostenible, procurando contar con el apoyo de fondos de la UE.

RED DE HIDROGENERAS POR 500 MILLONES.

Así, el grupo tiene un proyecto para desarrollar un red de hidrogeneras en España destinada a la movilidad del transporte pesado con una inversión total estimada, junto a sus socios, de más de 500 millones de euros.

En lo que se refiere a los ecocombustibles y la aviación sostenible, Exolum cuenta con un proyecto pionero que habilita que cualquier pasajero despegando desde España pueda introducir bioqueroseno en el combustible de su vuelo.