Quantcast

Ayuso se compromete a que Madrid sea la región con más personal en residencias

La presidenta de la Comunidad y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha presentado este lunes su programa social que consta, entre otras medidas, de dotar de más personal a las residencias de mayores, convirtiendo a Madrid en la región que cuente con más, y mejorar la teleasistencia.

Así lo ha expuesto en su visita a la Fundación Carlos Martín, en Vallecas, donde ha hecho balance de la gestión del área durante estos últimos dos años y ha apostado por seguir trabajando para “conseguir los mejores servicios sociales”.

Ayuso ha explicado que se va a desarrollar un nuevo modelo de atención y apoyo a personas mayores en centros residenciales “para que sean los centros quienes se adapten a los mayores y no al revés”. “Para ello, nos comprometemos a ser la región que más personal tenga, a contratar profesionales especializados como fisioterapeutas o terapeutas y a incorporar la teleasistencia en nuestras residencias”, ha detallado.

En este modelo se contempla más dignificación de los cuidados, más calidad “logrando la máxima satisfacción y compromiso social”, más participación, dado que la opinión de las personas atendidas y sus familiares importa, y más coordinación, estableciendo un marco eficiente de coordinación socio sanitaria.

“NINGÚN HOGAR SIN CONEXIÓN”

Además, se impulsará un programa “pionero” llamado ‘Ningún hogar sin conexión’, hogares conectados, para ir atajando la brecha digital que hay en la sociedad y que también se ha acentuado en estos meses.

Se trata de poner a disposición de las familias conexión o soporte digital “potente y seguro en igualdad de condiciones” en sus hogares. La medida está prevista para familias vulnerables, bien por los ingresos que perciben bien por ser familias monoparentales que están en riesgo de pobreza o exclusión social. Podrán beneficiarse de este programa 120.000 familias.

Por otra parte, se va a desarrollar un servicio avanzado de teleasistencia que permita luchar contra la soledad, prevenir accidentes, generar alertas de asistencia y ayudar a las personas a seguir manteniendo su autonomía desde sus domicilios. El objetivo es ponerlo en marcha mediante la inversión de los Fondos Europeos de Transformación, Recuperación y Resiliencia.

Este servicio estará dotado de la información necesaria para prevenir y planificar los cuidados necesarios para los mayores, mediante una plataforma de integración digital. La prioridad es la lucha contra la soledad, integrando los datos del ámbito social y sanitario de cada persona para planificar las medidas de apoyo, atención, cuidados y necesidades de los mayores.

Asimismo, la presidenta madrileña apuesta por desarrollar un programa de atención para personas mayores con discapacidad cuya de fragilidad, vulnerabilidad y soledad se ha visto agravada como resultado de la situación de pandemia.

Con este objetivo se incrementarán los recursos asistenciales en terapia ocupacional y tratamiento de deterioros cognitivos agudizados como resultado de la escasez de contacto social y familiar. Aumentará la red de apoyo a las familias para “el abordaje de la nueva situación con respecto a sus familiares con discapacidad”.

MÁS APOYO A LA DEPENDENCIA

El programa social del Partido Popular de Madrid también recoge crear un plan específico de refuerzo de los recursos para evaluar las nuevas situaciones de dependencia y discapacidad provocada por el Covid-19 que permita “el reconocimiento más ágil siguiendo los criterios que los profesionales sanitarios detecten como secuelas importantes de la enfermedad a tener en cuenta”.

Además, se desarrollará un plan de fomento del empleo y otras actividades de las personas con discapacidad, de tal modo que se incentivará a aquellas empresas que creen puestos en el mercado ordinario de trabajo cuyo desempeño sea susceptible de prestación por personas con discapacidad.

En este sentido, las actividades deportivas organizadas por la Comunidad de Madrid primarán el deporte inclusivo de tal manera que siempre se reservarán un número de plazas específicas para personas con discapacidad y se fijará personal de apoyo cualificado para la atención de estas personas.

Por último, se adaptarán los cursos para la obtención de Certificados de Profesionalidad ampliando el tiempo en el que se imparte el currículum para adaptarlos a las necesidades de las personas con discapacidad intelectual y se reservarán plazas para ellos.