Quantcast

Bal afirma que la dirección de Ciudadanos está mostrando «unión»

El portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid ha afirmado este jueves que la dirección del partido está mostrando «unión» en torno a una serie de principios y valores y dejando claro qué es «de verdad el centro político».

Arrimadas amplió el Comité Permanente el pasado 15 de marzo y «veo que, después de los acontecimientos que ha vivido el partido este último mes, hay una unión, una comunión en torno a una serie de principios y valores de centro», ha declarado, cuando se le ha preguntado qué hará Cs para frenar la fuga de sus cargos al PP.

«Creo que estamos dando una imagen a los ciudadanos y a los simpatizantes, a quienes creen de verdad en el centro político y saben lo que es, de cuál es el camino por el que vamos», ha añadido.

Bal ha recordado que, cuando Arrimadas fue elegida presidenta de Cs hace algo más de un año, obtuvo un amplio apoyo de los afiliados, el 77%, y que su proyecto político, que era «muy claro» y no dejaba «ninguna duda de lo que ella quería que fuera el centro político», también consiguió un respaldo muy mayoritario en la Asamblea General celebrada la pasada primavera.

«Somos muchas las personas que estamos alrededor de Inés como líder en torno a este proyecto político claro que muchos tenemos respecto a lo que es el centro, que es liberal, progresista y, sobre todo, limpio», ha subrayado.

DE MOMENTO NO RENUNCIA A SU ESCAÑO EN EL CONGRESO

Respecto a qué pasará con la formación naranja en futuros procesos electorales si en los comicios autonómicos del 4 de mayo se queda sin representación en la Asamblea de Madrid, el candidato ha pronosticado que «la crispación, la polarización y la precampaña de insultos, consignas y eslóganes vacíos, con falta de propuestas» que, a su juicio, han promovido algunos partidos «va a llevar a que la gente, incluso la que nunca ha votado a Cs, se dé cuenta de que el voto útil hoy es el voto a Cs».

En este sentido, ha señalado que se va a poner en valor «una opción moderada y de centro» que existe y que está representada por Ciudadanos «en régimen de monopolio», aunque partidos como el PP o el PSOE «traten de ocupar ese espacio», en su opinión, sin éxito, porque no son capaces de llegar a acuerdos entre ellos.

Sobre por qué no deja ya su escaño en el Congreso de los Diputados, donde es portavoz adjunto de la formación naranja, ha dicho que aún tiene «muchas cosas que hacer» en la labor parlamentaria, como negociar y consensuar iniciativas legislativas con otros grupos.

«Eso es lo que quiero seguir haciendo hasta el 4 de mayo, cuando los madrileños decidan dónde les soy más útil, si en la Asamblea de Madrid o en el Congreso», ha explicado.

CRISIS DE CIUDADANOS EN MURCIA

Por otro lado, Bal se ha referido a la decisión de Francisco Álvarez, diputado de la Asamblea Regional de Murcia, de cesar como consejero de Empleo, Investigación y Universidades en el Ejecutivo murciano para ser el portavoz parlamentario de Cs, partido del que fue expulsado por votar en contra de la moción de censura que el PSOE y Cs presentaron contra el presidente autonómico, Fernando López-Miras (PP). La moción fracasó gracias, en parte, a los votos de Álvarez y de otros tres diputados del partido naranja.

«Diga lo que diga cualquiera de las partes interesadas, estamos hablando de un tránsfuga», según la definición recogida en el Pacto Antitransfuguismo, y lo que han hecho en el grupo parlamentario «es simplemente una maniobra propia de los tránsfugas», ha manifestado.

Ha recordado que, cuando en el Parlamento de Andalucía la diputada Teresa Rodríguez intentó algo parecido para «quedarse con el grupo de Podemos», las demás fuerzas políticas la expulsaron del mismo para evitarlo. Porque en España hay un sistema de «lista cerrada y democracia de partidos» en el que «los grupos políticos dependen de los partidos», ha argumentado.

El dirigente de Ciudadanos ha indicado que todos los partidos se comprometieron en el Pacto Antitransfuguismo a «no favorecer este tipo de maniobras que se presentaron a las elecciones por una lista con unas siglas» y, por tanto, eso debe cumplirse y «no quedar como papel mojado».

Además de dejar el cargo para el que López-Miras le nombró hace tres semanas, Álvarez mantuvo el miércoles una reunión con los diputados de Cs en la que expuso un nuevo organigrama para el grupo parlamentario según el cual él será el nuevo portavoz y ocupará la presidencia de casi todas las comisiones en la Asamblea de Murcia.

El reparto de Álvarez recibió los votos favorables de las otras dos diputadas tránsfugas que fueron nombradas consejeras, Valle Miguélez e Isabel Franco, la abstención de Alberto Castillo y el voto en contra de Ana Martínez Vidal y Juan José Molina. Tras este episodio, Ciudadanos ha iniciado el expediente de expulsión de Castillo, presidente de la Asamblea.