Quantcast

Bal: Los votos a Cs garantizan «la moderación y la centralidad» en Madrid

El portavoz de la Ejecutiva de Ciudadanos y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha quitado importancia a la encuesta preelectoral publicada este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que dice que Cs no obtendrá representación en la Asamblea de Madrid en los comicios del 4 de mayo, y ha animado a quienes votaron a la formación naranja en el pasado a hacerlo nuevamente para garantizar «la moderación y la centralidad».

En rueda de prensa en la sede de Ciudadanos tras la reunión del Comité Permanente del partido, Bal ha puesto en cuestión la fiabilidad de los sondeos sobre intención de voto en general y ha añadido que los que elabora el CIS, presidido por José Félix Tezanos, no le parecen precisamente «los más fiables».

Según el estudio realizado por este organismo público, las elecciones en la Comunidad de Madrid las ganaría el PP con un 39,2% de los votos y 59 escaños, seguido del PSOE (un 25,3% y 38 diputados), mientras que Cs no conseguiría ningún diputado al quedarse en un 4,4%.

Tras señalar que «está todo muy abierto» y que «queda mucho partido que jugar» porque aún hay un alto porcentaje de electores indecisos, el candidato de la formación naranja ha destacado que en la calle ve a gente de centro «ilusionada» que le dice que «ha recuperado la ilusión» y que va a votar a Cs.

Además, ha asegurado que las encuestas le motivan mucho porque ponen de manifiesto que el hecho de que Ciudadanos sea una fuerza decisiva o no tras el 4 de mayo va a depender de «unos pocos votos».

«Depende de los votantes de centro moderado que este Madrid, este territorio de acogida, no se polarice y no se paralice, que sea un Madrid del futuro», y «estoy convencido de que los votantes de centro, de este partido, sabrán la importancia que tiene que vayan a votar a Cs para garantizar esta moderación y esta centralidad», ha subrayado.

NO HAY POR QUÉ ELEGIR «UNO DE LOS DOS BANDOS»

En este sentido, ha indicado que los madrileños «no tienen que apostar por uno de los dos bandos» que hay en el panorama político y que se encuentran «siempre enfrentados», porque pueden elegir «esa tercera España de integración, ese Madrid de todos» representado por «el centro liberal de progreso» de Ciudadanos. «Nosotros no gobernaremos jamás desde las trincheras», ha agregado.

Bal ha prometido conjugar la salud con la economía y la tradición con el progreso y también promover las políticas sociales, que a la presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso (PP), «le dan igual», manteniendo al mismo tiempo unos «impuestos bajos», algo a lo que cree que se opondrá el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo.

Sobre este último, ha afirmado que los votantes socialistas «no están especialmente movilizados con él». A continuación, se ha dirigido al «votante de izquierda moderado, que cree en el progreso y en las políticas sociales» y que se ha «desencantado» con el PSOE al ver cómo el Gobierno de Pedro Sánchez pactaba con Unidas Podemos, Esquerra Republicana de Catalunya y EH Bildu, para animarle a votar al partido naranja.

En relación con los pactos postelectorales –si se inclinaría por hacer presidenta a Díaz Ayuso o por apoyar a Gabilondo–, el también portavoz adjunto de Cs en el Congreso de los Diputados ha explicado que si su partido es decisivo, pondrá encima de la mesa sus propuestas y entonces «los demás tendrán que tomar sus posiciones y decidir».

AYUSO RECONOCE LA IMPORTANCIA DE Cs EN EL GOBIERNO

Respecto a la idea de Díaz Ayuso de incluir en su futuro gobierno a Marta Rivera, miembro de la Ejecutiva de Ciudadanos que fue consejera de Cultura en el anterior ejecutivo de coalición, Bal ha apuntado que no tendría que recuperar a Rivera ni a otros consejeros de Cs «si no hubiera convocado estas elecciones de forma precipitada a irreflexiva» y expulsado a su socio del gobierno.

«Estas declaraciones de Ayuso ponen de manifiesto la necesidad de que Ciudadanos forme parte de los gobiernos con el PP» porque aporta «buena gestión, gente con talento» y medidas de «lucha contra la corrupción», ha defendido.

Por otro lado, sobre la carta que la candidata de Más Madrid, Mónica García, ha enviado al PP, al PSOE, a Unidas Podemos y a Ciudadanos para alcanzar un acuerdo con el que «blindar» a la Comunidad de Madrid «frente al ‘pin parental'» que propone Vox, el portavoz de Cs ha apostado por garantizar tanto «la libertad de los padres a la hora de elegir la educación de sus hijos» como el derecho de los menores a recibir «una educación correcta, en valores y democrática».

Frente a eso, «el PP ha dejado la Consejería de Educación en Murcia en manos de Vox» –de Mabel Campuzano, diputada expulsada de Vox– y el PSOE y Unidas Podemos aprobaron en el Congreso la ‘ley Celaá’, que «trata de acabar con la educación concertada», ha indicado. «Nosotros huimos de la ideología política y del sectarismo cuando estamos hablando de las aulas», ha recalcado.

Asimismo, Bal se ha comprometido a que el 2% del Producto Interior Bruto de la Comunidad de Madrid se dedique a la investigación, el desarrollo y la innovación para retener el talento de los jóvenes, generar empleo de calidad y ayudar a las pymes y los autónomos a modernizarse. A su juicio, invertir en ciencia es hacer «política útil» y beneficia a todos los ciudadanos, no solo a una parte.

ESTADO DE ALARMA

En otro orden de cosas, el portavoz de Cs ha evitado adelantar la posición que adoptará su partido en el Congreso en el caso de que el Gobierno central proponga prorrogar el estado de alarma vigente por la pandemia del coronavirus: «Tendremos que decidir en su momento, no podemos hacer conjeturas».

Tras precisar que el estado de alarma y las restricciones que impone sobre la libertad de movimientos «solo son necesarios como herramientas de lucha contra el virus», ha subrayado que el instrumento más eficaz para controlar la pandemia es la vacuna. Por ello, considera que ahora las autoridades deben centrar sus esfuerzos en acelerar el proceso de vacunación de la población.