Quantcast

Junts asegura su compromiso con cerrar un acuerdo para investir a Aragonès

La portavoz de Junts en el Parlament, Gemma Geis, ha asegurado este martes que están comprometidos con que el acuerdo para investir al candidato a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), llegue «lo antes posible», y ha dicho que el escollo para no apoyarle ahora pasa por que no se han concretado los acuerdos de la legislatura.

Lo ha dicho ante el pleno en el turno de réplica de los grupos durante la segunda vuelta de la investidura de Aragonès, que volverá a no prosperar y obtendrá los mismos votos que el viernes: sólo le apoyarán ERC y la CUP, mientras que Junts se abstendrá, y el resto votará en contra.

El republicano Sergi Sabrià ha reprochado a Junts su «falta de voluntad», porque las urgencias no esperan; ha sostenido que los socialistas se ha marchado del consenso y ha asegurado que los que creían en el PSC de Pasqual Maragall ahora están en ERC, y ha tendido la mano a los comuns, porque cree que sí están en el consenso por la autodeterminación y amnistía.

La diputada de la CUP Basha Changue ha asegurado que la gente tiene prisa y no pueden esperar a que haya un nuevo Govern, y ha pedido a quienes llaman a la unidad que miren el consenso que hay en la calle: «Las calles están unidas y movilizadas. Hay que hacer que la vida de la gente sea una prioridad. Tenemos prisa porque la gente no puede esperar».

VOTOS EN CONTRA

Desde el PSC, Salvador Illa ha pedido a Aragonès que diga la verdad y reconozca lo que ya admiten en público, según él: «Se ha acabado, no es posible. Al menos en esta generación no pasará. Su proyecto ha fracasado» y sólo ofrecen promesas vanas y palabras, detrás de las cuales hay división y disputas, ha asegurado el exministro.

El líder de Vox en Cataluña, Ignacio Garriga, ha acusado a Aragonès de humillarse ante la CUP, «un partido que alienta la violenta» y que espera que sea ilegalizado, y ha reprochado que el independentismo es excluyente y genera división frente al patriotismo que, a su juicio, hace lo contrario.

La líder de los comuns en el Parlament, Jéssica Albiach, le ha dicho a Aragonès que un líder debe de saber cuándo «ha llegado el momento de plantarse, decir basta y rectificar el camino que ha dibujado»; ha acusado a ERC de ceder cada vez más ante Junts, y ha insistido en que si en algún momento quieren dejar de perder oportunidades, los comuns estarán ahí.

Carlos Carrizosa (Cs) ha reivindicado la suma de lo votos socialistas, populares y naranjas que defiende, Inés Arrimadas, en el Congreso, frente a lo que ha descrito como una mesa de chantaje perpetuo, y ha advertido a Aragonès de que «cuando dice a Vox que no patrimonialice la representación de catalanes fuera de Cataluña, se lo tendría que decir a Junqueras» –en referencia al líder de ERC encarcelado, Oriol Junqueras–, mientras que Alejandro Fernández (PP) ha rechazado intervenir en el turno de réplica.