Quantcast

Felipe VI reclama unidad frente al terrorismo «venga de donde venga»

El Rey Felipe VI ha reclamado este jueves unidad frente al terrorismo «venga de donde venga y actúe donde actúe» en su mensaje con motivo del Día Europeo de Víctimas del Terrorismo, en el que también ha tenido palabras de elogio hacia las víctimas y ha apelado a preservar su memoria.

Don Felipe, que ha sido el encargado de presidir el acto junto a la Reina Letizia y en presencia de casi la totalidad del Gobierno, incluido su presidente, Pedro Sánchez, ha defendido la celebración de esta jornada, que coincide con el aniversario de los atentados del 11-M, para poder «manifestar nuestra unión ante la agresión a nuestros ciudadanos, a nuestros principios y a nuestras instituciones».

«Los europeos debemos estar unidos en la solidaridad y en la lucha frente al terror, venga de donde venga y actúe donde actúe», ha reivindicado el Rey en el acto que ha tenido lugar en los jardines del Palacio Real y al que han asistido también representantes de las principales asociaciones y fundaciones de víctimas del terrorismo, así como algunos líderes políticos y regionales.

Ataques como el ocurrido en Madrid, «el más sangriento de nuestra historia», son «un ataque a la vida y la integridad física de las personas» además de pretender «socavar los pilares sobre los que se ha edificado y desarrollado nuestra civilización: la libertad, la justicia, los Derechos Humanos, la democracia».

Pero, «los enemigos de la vida y la libertad no lo consiguieron, y no lo conseguirán nunca», ha defendido Don Felipe, insistiendo en la unidad y ensalzando que «las víctimas del terrorismo son una referencia ética en nuestros sistemas democráticos» y se han convertido en un símbolo de la defensa de la libertad y el Estado de derecho.

El Rey ha insistido en la necesidad de la cooperación en la lucha antiterrorista puesto que «prevenir y evitar la radicalización de sectores de la población y rechazar cualquier legitimación de la violencia como medio para alcanzar objetivos políticos, o de cualquier otra naturaleza, es uno de los principales retos» no solo de la UE sino de la comunidad internacional ante el desafío terrorista.

IMPORTANCIA DE PRESERVAR LA MEMORIA DE LAS VÍCTIMAS

«Preservar la memoria de las víctimas es, por tanto, un ejercicio de respeto y de justicia pero también un elemento esencial para que las generaciones venideras sean conscientes de la gravedad y la perversa naturaleza de lo sucedido», ha subrayado Don Felipe, incidiendo en que «de esta manera serán capaces de adoptar las medidas precisas para evitar que esos hechos puedan volver a producirse».

En este sentido, ha reivindicado la importancia de la educación. «Necesitamos que en las escuelas y centros educativos nuestros jóvenes puedan conocer mejor la historia reciente y, con ella, una de las mayores amenazas que nuestro país ha vivido durante los últimos decenios de trayectoria democrática», ha defendido.

En ello, ha agregado, «la implicación y ayuda de las víctimas es fundamental, porque compartir su experiencia personal con las nuevas generaciones contribuirá al compromiso de los jóvenes con un futuro de convivencia pacífica» y también a que «rechacen las diferentes formas de radicalización».

«Para preservar la memoria de las víctimas es fundamental hacerlo con la aportación insustituible de las asociaciones y fundaciones» que trabajan con ellas, ha recalcado, ensalzando que representan «la grandeza y la dignidad de la democracia». «La lección que nos dais debemos tenerla presente siempre, día a día, en nuestra memoria y en nuestros actos», ha aseverado.

Don Felipe ha confiado poder inaugurar «pronto» de manera oficial el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo en Vitoria. «Estoy seguro de que este centro, dedicado también a la investigación y la documentación en esta materia, contribuirá a un mayor conocimiento del terrorismo y, en particular, sobre las mejores formas de prevenirlo en todos los campos», ha augurado.

SOLIDARIDAD INCONDICIONAL CON LAS VÍCTIMAS

Asimismo, el Rey ha aprovechado para expresar su «solidaridad incondicional» y «de corazón» a las víctimas» y ha dejado claro que preservar su memoria «merece el más firme compromiso de todos los demócratas, de todas las personas que aman la libertad y defienden la convivencia pacífica de todos los ciudadanos».

«El terrorismo nunca vence, ni vencerá, frente a los principios democráticos, frente al Estado de Derecho», ha defendido, recalcando que «el triunfo de la democracia sobre el terrorismo es el triunfo de la libertad y de la razón» y que «el triunfo de las víctimas es el triunfo de todos nosotros».

Al acto, que ha concluido con un minuto de silencio en memoria de todas las víctimas del terrorismo, han asistido también los presidentes de todos los poderes del Estado, así como el Alto Representante de Política y Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson, y el ministro del Interior de Portugal, Eduardo Cabrita, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la UE.