Quantcast

Cómo hacer tu propia pizza carbonara en casa y que te quede crujiente

Si pensabas que solo existía la pasta carbonara, te equivocaste. Pues la pizza carbonara es real y es demasiado deliciosa para ser cierto.

Tradicionalmente, la carbonara es una pasta italiana, generalmente espaguetis, cuya receta original nació de Roma. Esta pasta carbonara se compone de huevos, queso parmesano, bacon o panceta, aceite de oliva virgen extra y pimienta negra.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UN ALIOLI DE AGUACATE

Como la pasta nunca es suficiente y los italianos son los maestros de los grandes sabores, fue trasladado este peculiar sabor a una pizza. Y esta se le denominó pizza carbonara, un invento glorioso que sabe y tiene aroma exquisito.

Se dice que la denominación ‘carbonara’ proviene de carbone, que en italiano es la denominación de carbón (carbonari). Así que se tiene la creencia de que el nombre del plato tiene su origen en el plato típico de los elaboradores de carbón vegetal en los Apeninos.

Otros aseguran que la denominación se hace debido al uso de la pimienta negra en la elaboración de la salsa que puede hacer referencia al carbón. Aunque básicamente no hay nada que realmente pueda confirmar las teorías, se dice que el primero en usar oficialmente el nombre fue Cavalcanti.

Ippolito Cavalcanti el escritor culinario definió el platillo como carbonara en 1839, en su libro ‘Cucina teorico-práctica’.

¿Cómo hacer una pizza carbonara deliciosa?

¿Cómo hacer una pizza carbonara deliciosa?

Hacer una pizza es completamente sencillo, y si es carbonara más todavía. Es deliciosa, rápido y sencillo de hacer tanto que es perfecta para cualquier cena entre amigos o un maridaje perfecto.

Se dice que la pizza carbonara realmente es una creación comercial, pues en la propia Italia al tipo de pizzas que no llevan tomate en la base se le denomina ‘pizza bianca’.

Pero como ya hemos mencionado , la pizza carbonara surgió debido a que se trasladó los ingredientes de la pasta carbonara a una masa de pizza. Esta peculiar y deliciosa salsa muchos la realizan con nata y otros con leche o maicena, también conocida como fécula de maíz o almidón.

Puedes usar cualquiera de los productos que desees, leche, nata o almidón, todo dependerá de ti. Si deseas usar o no pimienta también queda al gusto del cocinero, hay quienes no toleran la pimienta así que la salsa queda un poco más sencilla.

En cuanto a la masa de la pizza, puedes comprarla preparada pero es recomendable que se haga en casa. Esto le dará un toque más natural y el sabor será más casero. Pero es opcional , hay bases de pizza en el mercado que son bastante buenas, así que también dependerá del gusto de cada quien.

La pizza carbonara puede realizarse con o sin condimentos, todo dependerá del gusto de la persona. Recordemos que no todos pueden comer pimienta así que es opcional.

Carbonara rápida , crujiente y deliciosa

Carbonara rápida , crujiente y deliciosa

Ahora bien, luego que sabemos cómo son los puntos centrales de esta deliciosa pizza pasemos a sus ingredientes y el paso a paso para prepararla.

Ingredientes

  • 1 base de pizza rústica (puedes hacerla pero es opcional y al gusto de cada quien)
  • 200 g de beicon o panceta
  • 80 g de tomate frito
  • 1 cebolla
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 100 g de queso mozzarella rallado
  • 80 g de queso parmesano rallado
  • 4 cucharadas de nata ligera
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Albahaca fresca para adornar
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

Lo primero que debes hacer es colocar un poco de aceite virgen en el sartén. Como media cucharada aproximadamente, luego debes añadir el tomate frito y el orégano seco. Cocinar a fuego lento durante 8 minutos.

Mientras, debes precalentar el horno a 180 grados y luego debes forrar una bandeja de horno con papel de parafina. O si prefieres le añades un poco de aceite para evitar que se pegue la pizza.

Ahora, debes dejar que el tomate repose un poco y luego corta la cebolla y corta en tiras el beicon. En otra sartén añade aceite de oliva extra virgen, sofríe un poco la cebolla y las tiras de beicon o panceta.

Una vez que estén ligeramente doradas, añade las cucharadas de nata ligera, y el queso mozzarella. Baja el fuego y remueve hasta lograr una mezcla homogénea.

Posteriormente, debes añadir a la base de pizza el tomate frito y a continuación la mezcla de quesos y beicon. Extiende muy bien por la superficie de la pizza y espolvorea el otro queso, el parmesano, y un poco de pimienta negra. La pimienta es opcional, recuerda que no todos pueden comerla.

Luego debes hornear a 180 grados durante 15-18 minutos o hasta que la superficie esté dorada y crujiente.

Hay quienes al culminar la pizza le añade un huevo y lo gratina durante unos minutos. Pero es opcional, puedes hacerlo cuando a la pizza le falten 5 minutos para cumplir el tiempo de cocción.

Puedes añadirlo directamente a la pizza, lo único que debes es añadir sal y pimienta y listo. Debes verificar que se haga bien la clara, pero como ya lo mencioné es opcional.