Quantcast

¡Spoilers! Este es el final de El cuento de la criada

El cuento de la criada vuelve. Basada en The Handmaid’s Tale, escrito por la autora canadiense Margaret Atwood. Prolífica poeta novelista, crítica literaria, profesora y activista política canadiense. Sin duda, mundialmente conocida por su obra culmen.

El cuento de la criada. Una novela distópica, nutrida por las controversias que generan las temáticas sobre la crítica social y el trato a la mujer. Y publicada en el año 1985. Con una segunda parte anunciada en el año 2018, titulada Los testamentos.

La cuarta temporada está a punto de llegar. El mundo conoció la fecha de su estreno recientemente, acompañando el anuncio con un nuevo tráiler. Pero son muchas y muchos los lectores que se impacientan por conocer el rumbo que tomará la serie, después de haber devorado la novela. No somos amigos de los spoilers, pero muchos lo pedíais a gritos. ¿Quieres conocer cómo será el final de El cuento de la criada?

Así es El cuento de la criada

El cuento de la criada adapta la novela distópica de la canadiense Margaret Atwood a serie de televisión. La sinopsis dice: tras el ataque terrorista que acaba con la vida del presidente de los Estados Unidos y la mayoría de los miembros del Congreso, un movimiento que se hace llamar «hijos de Jacob» inicia una revolución y elimina la Constitución de los Estados Unidos para restaurar el orden. El nuevo régimen, la República de Gilead, es una sociedad totalitaria con una tasa de natalidad muy baja que se basa en un fundamentalismo religioso retorcido que trata a las mujeres como propiedad del estado.

Defred es una de las pocas mujeres fértiles de Gilead y se ve obligada a vivir como una concubina de los Comandantes, al igual que todas las mujeres que conviven con ella. Todas las mujeres son forzadas a la servidumbre sexual, en un intento desesperado por repoblar el mundo. De repente, se encuentra sola, sin su familia y se da cuenta de que no tiene ningún tipo de potestad. Ella era una mujer que luchaba por sus derechos y, de la noche a la mañana, sus derechos se han esfumado.

Así, Defred busca la forma de escapar, y para ello se mueve entre los Comandantes, sus crueles esposas y sus compañeras de casta. Una palabra equivocada, un mal gesto o cualquier indicio de rebelión puede acabar con su vida en un mundo en el que todos pueden ser espías. A pesar de todo, Defred tiene un objetivo: sobrevivir y encontrar a la hija que le fue arrebatada (SENSACINE).