Quantcast

Cuenca, Soria y Teruel: zona cero de la España despoblada estratégica en energía limpia

La olvidada España despoblada podrá ser invisible a ojos de muchos, pero existe. Y no sólo eso, suma una serie de territorios estratégicos para la producción de energía limpia, fundamental para el conjunto del país. Frente a lo grande, multitudinario y ruidoso el cambio de modelo de las áreas urbanas e industrializadas hacia la neutralidad climática en 2050 no será posible sin la donación de recursos energéticos de las regiones con más baja densidad de población. De hecho, Cuenca, Soria y Teruel se antojan imprescindibles para el futuro sostenible del país pues generan el 5,6% de la energía limpia y renovable, más de 5 millones y medio de MWh.

Los datos, del informe elaborado por la Red SSPA (Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa, en inglés Southern Sparsely Populated Areas – SSPA), demuestran el alto potencial que supone la producción de energía eléctrica renovable en el crecimiento de estas tres provincias y donde la penetración de esta tecnología energética limpia está consolidada.

Estos territorios, reciben mucho menos de lo que dan, y tener pocos habitantes no los convierte en un desierto, al contrario, las tres pequeñas provincias suman grandísimas fortalezas medioambientales, como 800 millones de árboles, esenciales para el equilibrio entre lo rural y lo urbano.

El documento titulado ‘Externalidades Medioambientales que aporta el Medio Rural y el Impacto que sobre ellas puede tener la Despoblación’, muestra cómo los territorios más despoblados en España se han convertido en donantes de energía limpia para las zonas más industrializadas y, a su vez, que invertir en frenar la despoblación es apostar por el medio ambiente.

Por ello, la zona cero de la España despoblada es donante de energía renovable a otros territorios españoles más industrializados. Esta energía limpia y renovable supone el 22% del consumo anual de energía eléctrica de la Comunidad Autónoma de Madrid (el gasto energético equivalente a más de dos meses) o el 20,5% del consumo energético de la provincia de Barcelona (o lo que es lo mismo que el gasto eléctrico de 74 días).

En la actualidad, Cuenca, Soria y Teruel siguen ostentando el título de las tres provincias más despobladas de España. Sólo vive en ellas el 0.9% de la población española, disponiendo del 8,3% del territorio nacional y el 16% de la superficie agraria y forestal de España.

Sin embargo, atesoran unas fortalezas mucho mayores frente a otros territorios. Además, pueden presumir de ser estratégicas en la producción de energías renovables, atmosféricamente limpias y cercanas a la neutralidad de emisiones por sus bajos niveles de gases efecto invernadero. Las emisiones de las tres provincias en conjunto suponen solamente el 2,5% del total de las emisiones del país, y con una capacidad de almacenaje de CO2 que duplica de media el valor de las zonas más industrializadas. Todo ello contribuyendo a la salud medioambiental de toda España.

Los servicios ecosistémicos generados por la fortaleza energética de las regiones de la Red SSPA, es decir, los beneficios que un ecosistema aporta a la sociedad y que mejoran la salud, la economía y la calidad de vida de las personas, quedan reflejados en este Informe con un valor económico de 1.325 millones de euros al año. Cinco veces más que lo que aportan de beneficio medioambiental las provincias de Madrid y Barcelona juntas.

El bienestar de la población en estas zonas de energías limpias también se muestra a través del indicador conocido como superficie de disfrute municipal o el valor de la superficie natural para el esparcimiento de los ciudadanos. Cuenca, Soria y Teruel cuentan con una media de 42 hectáreas (ha) por habitante y municipio. Un valor muy por encima del que alcanzan las grandes provincias de España como Madrid (3,63 ha por habitante y municipio) o Barcelona (4,4 ha por habitante y municipio). Este indicador muestra la importancia del contacto con la naturaleza y como factor de calidad de vida.

Este informe de la Red SSPA destaca el valor incalculable de las provincias escasamente pobladas que se presentan como donantes de energía limpia, de oxígeno, zonas de calidad de vida, que aseguran la conservación de la biodiversidad, imprescindibles en la lucha frente a los efectos globales del cambio climático, además de brindar a España la oportunidad de integrar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en términos de sostenibilidad, bienestar y de salud para los ciudadanos.

Sin embargo, a pesar de estas bondades, aún hay mucho trabajo por hacer y, por ello, la Red SSPA demanda una verdadera política de Estado y que desde las distintas administraciones y sectores socioeconómicos se implementen acciones sociales y económicas asociadas a servicios medioambientales.

Esta labor que realizan las comunidades rurales es invisible tanto para la sociedad urbana como para los distintos gobiernos que hasta la fecha no han puesto en marcha ninguna política capaz de valorar las grandes fortalezas del medio rural, como puede ser la medioambiental.

Por ello, la Red SSPA considera que ha llegado el momento de que las regiones con baja densidad de población tengan el respaldo de la sociedad para la consecución de políticas apropiadas y ambiciosas, entre otras, un tratamiento fiscal diferenciado que tendría efectos positivos sobre el mantenimiento de la población, que ejerce un rol fundamental en el cuidado medioambiental y en abastecimientos de energía, alimentos e inversiones en estas tierras.

Por este motivo y apoyando este informe se va a realizar una campaña para mostrar las ventajas que tienen las zonas rurales como la Red SSPA (Cuenca, Soria y Teruel) en el campo del medio ambiente.

Para ello, desde la Red SSPA se ha creado un vídeo para su emisión en redes sociales y medios de comunicación que bajo el hashtag #osnecesitamosnosnecesitais muestra lo poco que reciben y lo mucho que dan al resto del país, su importancia, de cómo se pueden unir sinergias entre lo urbano y lo rural y de cómo, si no se mantiene el medio rural, el medio urbano y las grandes ciudades no podrán sobrevivir.

“El futuro de Cuenca, Soria y Teruel te afecta mucho más de lo que crees y nuestro futuro, el de todos, será sostenible” puede escucharse en el video de la iniciativa que nace de la unión de las organizaciones empresariales de los tres territorios reconocidos tanto por la UE como por el Estado Español como Regiones Escasamente Pobladas: Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE-CEPYME Cuenca), la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) y la Confederación de Empresarios de Teruel (CEOE Teruel).

A comienzos de 2017 se sumaron a la red los grupos de acción local de estas provincias así como dos nuevas organizaciones representativas de otras tantas regiones escasamente pobladas del Sur de Europa: el condado de Lika-Senj (Croacia) y la región de Euritania (Grecia). El objetivo fundamental de la Red SSPA es hacer que los territorios escasamente poblados sean espacios atractivos donde vivir, trabajar, invertir y crecer, asegurando el futuro de estas áreas