Quantcast

Esto es lo que pasa si tomas demasiadas infusiones

Desde tiempos remotos las plantas se han utilizado como medicina y así calmar alguna dolencia o como un recurso para relajarnos ante una situación extrema que estemos atravesando, creado así las infusiones. De hecho algunas se pueden tomar como remedios naturales.

Pero ¿sabías que el consumo exagerado de las infusiones puede hacer que tu organismo sufra dificultades mayores a las que está atravesando?, eso es bueno conocerlo.   

¿Qué es una infusión?

infusiones

La mezcla de agua caliente, sin llegar a ebullición, con alguna parte de una hierba o planta bien sea las hojas, flores, alguna raíz, fruto, semilla, corteza se conoce con el nombre de infusión. Esta mezcla no requiere que hiervan juntos ambos ingredientes sino que primero se hierve el agua y una vez está listo se vierte sobre el otro ingrediente.

Al realizarlo a si el agua absorbe el sabor del otro ingrediente y sus propiedades, ya que cuando lo cocinamos pierden muchas de sus propiedades estas hojas, raíz, fruto o semilla. Tomarse una infusión es una costumbre de años y años, por razones de relajamiento, vigorización o de ayuda en algún otro proceso por el cual se estén utilizando las infusiones.

Las infusiones no solo se toman como bebidas sino también que se utilizan para colocarse como vendajes ante alguna herida para que sanen. Hay una gran variedad de infusiones que muchas veces asumimos como té, pero no es así, ya que el té es un tipo de infusión, a continuación mencionaremos algunos tipos de infusiones más conocidas:

  • Té.
  • Café.
  • Manzanilla.
  • Valeriana.
  • Tila.
  • Menta.
  • Melisa.
  • Mate.
  • Cola de caballo.
  • Diente de león.
  • Anís.
  • Salvia.
  • Frutales.

Las infusiones se pueden utilizar para calmar, curar o contrarrestar alguna dolencia presente en el organismo pero hay que tener sumo cuidado con ellos de no exagerar su consumo y tener pleno conocimiento de los beneficios de las plantas, semilla o fruto que se está utilizando para la preparación del mismo. No consumirlo por consumirlo.