Quantcast

Cortinas de tiras: qué son, para qué sirven y dónde usarlas

Si piensas en la puerta de salida a un patio, lo primero que te viene a la cabeza es la clásica cortina de tiras que hay instalada en la puerta, especialmente durante la época veraniega, con el objetivo de evitar la entrada de insectos en el interior, y también de mantener el frescor en el hogar. Además, este tipo de cortinas también quedan muy bien y dan un salto de calidad a la decoración, aportando un toque de estilo a la puerta.

Este tipo de cortinas con tiras son un clásico de nuestro país, y a lo largo de la historia han estado presentes en las puertas de los hogares españoles que dan salida al exterior. Además, son un clásico que nunca pasa de moda, ya que las cortinas con tiras son una tendencia decorativa en la actualidad, y cada vez vuelven a tener una gran presencia.

En https://persianasalicantinas.com/ son especialistas en cortinas de tiras, y cuentan con una gran variedad de modelos diferentes para elegir de la más alta calidad, que se adaptan a todo tipo de puertas y decoraciones, y cumplen a la perfección con su función.

¿Para qué sirven las cortinas de tiras?

Evitar la entrada de insectos en el interior

La principal función de una cortina de tiras es evitar la entrada de insectos en el interior del hogar, de ahí que siempre estén presentes en aquellas puedas que dan salida al exterior.

La realidad es que este tipo de cortinas durante el invierno no son tan necesarias, ya que cuando bajan las temperaturas, la mayoría de insectos como las moscas no consiguen soportar el frío, por lo que no existe el riesgo de que entren en el interior. De ahí que durante el invierno la cantidad de insectos sea muy inferior respecto al verano.

Por su diseño, estas cortinas impiden la entrada de insectos en casa, ya que no existe el espacio suficiente para que puedan penetrar. Asimismo, también sirven para impedir la entrada de polvo o suciedad del exterior, ayudando a mantener la casa limpia.

Mantienen el frescor en el hogar

Por otro lado, las cortinas con tiras ayudan a mantener el frescor en el hogar, impidiendo que el frío del interior pueda perderse y, al mismo tiempo, evitando que el calor exterior se cuele dentro.

La clave está en que estas cortinas evitan que los rayos de sol entren directamente en el hogar, protegiéndolo de las altas temperaturas y evitando que el calor aumente dentro de casa.

Favorecen que corra el aire

Otro uso de estas cortinas es que favorecen que corra el aire, permitiendo dejar la puerta de entrada abierta sin riesgo de que entren insectos. Esto es muy ventajoso durante la época de verano, y especialmente en aquellos lugares donde se registran las temperaturas muy elevadas, donde es imposible tener la casa cerrada todo el día, y se agradece enormemente poder abrir la puerta de entrada.

Sirven para separar estancias

Aunque por lo general se utilizan principalmente en las puertas que dan salida al exterior, las cortinas de tiras también sirven para separar estancias del hogar, sin necesidad de realizar obras ni instalar una puerta, con la ventaja de que se mantiene el acceso entre ellas.

Ayudan a mantener la limpieza en el hogar

Como ya hemos comentado anteriormente, este tipo de cortinas también ayudan a mantener la limpieza en el hogar sin necesidad de tener la puerta cerrada. Este tipo de cortinas permiten aprovechar las ventajas de tener la puerta de la calle abierta, sin tener que preocuparse por la suciedad, ya que impiden que entre polvo, suciedad y otras sustancias del exterior.

Mejoran la decoración

Asimismo, también mejoran la decoración en el hogar, cambiando la estética de la puerta y aportando una mayor originalidad. Además, a día de hoy hay múltiples diseños diferentes para elegir, disponibles en diferentes colores y materiales mucho más modernos y actuales, que encajan a la perfección con las decoraciones más vanguardistas.

¿Qué tipos de cortinas de tiras hay?

Por lo general, hay tres tipos de cortinas de tiras diferentes: las cortinas antimoscas, las de exterior y las que son para puertas.

Aunque son diferentes, los tres tipos son muy similares y cumplen con la misma función, por lo que cualquiera de ellas podría servirte a la perfección.

Por último, destacar que la instalación de las cortinas de tiras es muy sencilla, pudiendo colocarlas tanto en el hueco de la puerta, como en el marco o directamente en la pared.

Si optas por instalarlas en el hueco de la puerta, debes restarle un centímetro al ancho y el alto, para así garantizar que encajarán perfectamente. Si en cambio prefieres hacerlo por el exterior, deberías sumar unos 3 – 5 centímetros al ancho y al alto.

Mientras que si quieres instalarlas en el marco de la puerta, también deberás restar entre uno y dos segundos a las medidas del hueco.