Quantcast

Borràs no descarta gobernar en solitario porque «es mejor que un gobierno desunido»

La candidata de Junts a las elecciones catalanas, Laura Borràs, no ha descartado este martes la posibilidad de gobernar en solitario si se diera esta circunstancia después del 14 de febrero porque «es mejor un gobierno en solitario que un gobierno desunido».

En rueda de prensa en la ACN, ha asegurado que aspiran a ganar las elecciones con la mayor fuerza posible para poder «gobernar bien y sin repetir los errores que se hayan podido cometer», y ha explicado que invitará a los partidos independentistas a formar parte del futuro Ejecutivo catalán para avanzar en este objetivo.

Y es que, ha admitido, el Govern de Junts y ERC no ha avanzado en la independencia, pese a estar formado por partidos independentistas, por muchos motivos, entre los cuales «una represión que ha anulado la soberanía del Parlament».

«Esto ha provocado que no se haya cumplido con la voluntad de los electores. Queremos pasar del querer ser independentistas a poder ser independientes», ha apuntado la también portavoz de Junts en el Congreso.

Por ello, ha apostado por forjar un Govern independentista «fuerte, cohesionado y unido», descartando así la posibilidad de aceptar los votos y de pactar con PSC, Cs y PP, que define como los partidos del 155.

Después de que ERC haya advertido de que no hay atajos mágicos para lograr la independencia, Borràs ha replicado que «el independentismo no es mágico, es real, y el 1-O nos dio la medida a seguir».

«Lo trágico es el pactismo que no nos permite avanzar hacia la independencia. El 1-O es la fórmula del éxito, y trabajar, no para ser apóstoles de la rendición y decir que todo es difícil, y sí para hacer posible esta condición que muchos consideran imposible», ha defendido.

Sobre la hoja de ruta independentista de Junts, Borràs ha insistido en la importancia de que los partidos independentistas superen el 50% de votos o escaños en el Parlament para poder iniciar el «trayecto» que debe acabar con la Declaración Unilteral de Independencia (DUI).

DIÁLOGO CON EL ESTADO

En paralelo, ha recalcado, dejan abiertas «todas las vías», también la del diálogo con el Gobierno para abrir una negociación que tenga, como punto de partida, la amnistía y el ejercicio del derecho a la autodeterminación.

Sin embargo, es escéptica ante la posibilidad de que un eventual diálogo con el Gobierno pueda fructificar, y por ello defiende que la «intransigencia del Estado» no debe frenarles.

«Las mayorías, en este país, se viven con el 50% de los votos o de los escaños. Lograr el 50% de los votos es un reto que nos proponemos sin expectativas de que el Estado lo respete», ha indicado.

Así, ha asegurado que está comprometida en avanzar hacia la independencia aunque sólo haya una mayoría absoluta independentista en escaños y no en votos: «La mayoría de escaños nos interpela, pero la mayoría de votos sería un hito que, en términos democráticos, debería ser suficientemente relevante. Pero ya sabemos que en matemática democrática el Estado no acaba de comprenderlo».

«Hemos escuchado a partidos que dicen que ni tan siquiera con el 50%, el 60% ni con el 70% de los votos. Nosotros somos escrupulosamente democráticos y nos interpelan las mayorías de escaños y de votos», ha sostenido.

Al preguntaréle si teme una repetición electoral, ha defendido que Catalunya necesita liderazgo y que alguien ocupe la presidencia de la Generalitat, por lo que ve urgente votar y formar un Govern que tire adelante y afronte la situación actual.

PLAN DE REAPERTURA SEGURA

En caso de ser presidenta, su prioridad sería afrontar la consecuencias económicas y sociales derivadas del coronavirus impulsando un ‘plan de apertura segura’ de los sectores afectados por las restricciones impuestas para combatir la pandemia.

Entre las medidas de dicho plan, prevé crear una mesa de crisis económica que plantee la posibilidad de «salvar el 50% de las pérdidas» de los sectores que han tenido que cerrar, y una mesa de crisis social, y también trabajar con el Departamento de Salud para hacer una política que combine la protección de la salud y la salud económica.

Para ello, cuenta con los recursos de la Generalitat y también ha pedido hacer «un frente común» para conseguir fondos europeos que el Gobierno ha solicitado a la Unión Europea, tras concretar que Catalunya necesita el 2% del su PIB –4.600 millones– para afrontar las consecuencias de la pandemia.

INVESTIGACIÓN JUDICIAL

También se ha pronunciado sobre la investigación judicial que tiene en marcha en el Tribunal Supremo después de que el expresidente de la Generalitat Quim Torra lamentara que no haya habido una «unidad antirepresiva» en favor de Borràs.

«Todo el mundo debe saber dónde se posiciona. Mi posicionamiento está claro. No tengo nada más que añadir. Estoy al lado de los represaliados, de todos los que sufren las represalias del Estado. Ellos me tienen a su lado», ha afirmado.

Según Borràs, no espera un juicio justo en España pero sí esperaba «una campaña justa» en Cataluña, y ha pedido ubicarse en un marco mental catalán para opinar al respecto.

MOSSOS

La dirigente independentista también ha defendido que en los Mossos d’Esquadra, como policía democrática, debe haber «tolerancia cero con los casos que no cumplen con los estándar democráticos».

«Es lo que debe pedirse a una policía, que respete los derechos humanos. Cuando hay agentes que no lo respetan, hay que poderlo decir para poder corregirlo. Hay que poder apartar a los agentes que puedan empañar su buen nombre», ha zanjado.