Quantcast

Comité de empresa de PCB exige medidas para garantizar todos los empleos

El comité de empresa de PCB, filial de ITP Aero Casting, ha emplazado este lunes a una reunión a la dirección con el objetivo de “abrir vías de comunicación” y exigir la aplicación de medidas “coyunturales” con las que poder “salvaguardar todos los puestos de trabajo” en las plantas de Barakaldo y Sestao y garantizar la viabilidad de la compañía”.

En rueda de prensa a las puertas de la planta de PCB en Barakaldo, el comité de empresa ha denunciado que este lunes, 1 de febrero, la dirección de ITP Aero Casting “ejecuta el despido colectivo de 83 trabajadores que anunció hace varias semanas”.

Según ha defendido el presidente del comité de empresa, Ángel Rodríguez, es “lamentable” que “existiendo alternativas para evitar esta situación”, la empresa opte por un solución que perjudica trágicamente a 83 familias y tampoco ayuda a su posición en el mercado aeronáutico para poder competir en buenas condiciones”.

“Estamos ante un escenario que destruye presente y futuro, como es la pérdida de personal formado para poder cumplir con la exigencias de producción”, ha lamentado, para destacar que esto no solamente lo confirma el comité de empresa, sino que lo “constata” la propia Autoridad Laboral en su informe de la semana pasada sobre este proceso.

Rodríguez ha recordado que el informe de la Autoridad Laboral realiza tres observaciones que la parte social ha venido defendiendo desde el inicio del ERE. Así, ha indicado que “define la crisis provocada por el Covid-19, en la cual se ampara la empresa, como “una situación excepcional y coyuntural” y recoge que el Real Decreto Ley 9/2020 de 27 de marzo “indica que las causas que alega la dirección no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido”.

Además, ha destacado que el informe de la Autoridad Laboral señala que “la viabilidad de la empresa puede afrontarse mediante la aplicación de un expediente de regulación temporal de empleo”.

Rodríguez ha afirmado que estas conclusiones, “acompañadas de otras reflejadas en el informe, constatan que la dirección tiene la oportunidad de mantener todos los puestos de trabajo y garantizar el futuro de la empresa”.

Sin embargo, ha censurado, “apuestan por destruir empleo”, lo que lleva a los trabajadores a pensar que esta decisión “viene determinada por la venta del grupo ITP que Rolls-Royce quiere llevar adelante. “Es un escándalo que para realizar este tipo de maniobras mercantiles la moneda de cambio volvamos a ser los trabajadores”, han denunciado desde el comité.

Así mismo, Rodríguez ha reprochado “la falta de responsabilidad” demostrada por la Consejería de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, “suspendiendo las reuniones con la parte social ante la posibilidad que tenemos de dar una solución a esta grave situación”. En ese sentido, ha preguntado a la consejera, Arantza Tapia, “dónde está el derecho de las 83 familias en peligro de despido de PCB-ITP” y si va a “seguir posicionándose en favor de una patronal que destruye empleo cuando existen alternativas para garantizarlo”.

El presidente del comité ha advertido de que el momento “exige compromiso institucional en favor de los trabajadores para el futuro de Ezkerraldea, Bizkaia y Euskadi”.

“Lo que es inadmisible es que la única consejería que funciona a toda máquina sea la de Seguridad, enviando todo un dispositivo de antidisturbidos cada día, amenazando golpeando e identificando par evitar que los huelguistas podamos realizar nuestros trabajo informativo y de protesta”, ha denunciado Rodríguez en referencia a la actuación de la Ertzaintza para disolver a primera hora de esta mañana una sentada de los trabajadores en la carretera para evitar la entrada de autobuses con empleados que no hacen huelga a la planta de Barakaldo.

NEGOCIACIÓN

Tras apostar por el diálogo y considerar que la solución al ERE planteado por la dirección “debe pasar por la negociación”, desde el comité ha insistido en la necesidad de “evitar la confrontación y habilitar espacios de encuentro que garanticen los puestos de trabajo y el futuro de la empresa”.

Por ello, con el objetivo de “abrir vías de comunicación”, el comité ha emplazado a la dirección a una reunión formal, con la confianza de que esté “a la altura de las circunstancias y colabore en esta apuesta en beneficio de todos”. “Esperamos que la dirección esté a la altura, porque no puede estar inmóvil como ha estado durante todo el ERE”, ha dicho Rodríguez, para insistir en la necesidad de “forzar un diálogo para dar solución a la situación que tiene la compañía y al exceso de trabajo”.

Por ello, exigirán la aplicación de medidas “coyunturales” con las que poder “salvaguardar todos los puestos de trabajo” en las plantas de Barakaldo y Sestao y garantizar la viabilidad de la compañía”.

Por último, tras más de 70 días “en lucha” y varias semanas de huelga indefinida, los trabajadores seguirán en la defensa de sus puestos de trabajo, de forma que continuarán en huelga y seguirán movilizándose.