Quantcast

Qué es la osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad sistémica esquelética que disminuye la masa ósea y deteriora la microarquitectura de los huesos. Por lo que crea la fragilidad de los huesos e incrementa el riesgo de fracturas.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES LA CAJA DE PANDORA

Esta enfermedad únicamente se caracteriza por ocasionar que los huesos se debiliten y se vuelvan quebradizos. Por lo que la osteoporosis supone un riesgo cuando la persona que lo padece se agacha o tose, pues esto puede resultar en fractura.

Las fracturas relacionadas con la osteoporosis ocurren con mayor frecuencia en la cadera, la muñeca o la columna vertebral. El hueso es tejido vivo que se descompone y reemplaza constantemente.

La osteoporosis se hace presente cuando la generación de hueso nuevo es más tardía o lenta que la pérdida de hueso viejo.

Dicha enfermedad afecta tanto a hombres y mujeres de cualquier edad, sin embargo se dice que las mujeres mayores posmenopáusicas son las que corren mayor riesgo.

Tipos de osteoporosis

Tipos de osteoporosis

Existen distintos tipos de osteoporosis:

Posmenopáusica: su causa principal es la falta de estrógenos. En general, los síntomas aparecen en mujeres de 51 a 75 años de edad, aunque pueden empezar antes o después de esas edades.

Senil: causada por una deficiencia de calcio relacionada con la edad y de un desequilibrio entre la velocidad de degradación y de regeneración ósea.

Osteoporosis secundaria: Puede ser consecuencia de ciertas enfermedades, como la insuficiencia renal crónica y ciertos trastornos hormonales, o de la administración de ciertos fármacos.

¿Qué genera la osteoporosis?

¿Qué genera la osteoporosis?

Cuando hablamos de causas o razones por las que se genera la osteoporosis, es primordial decir que los huesos del cuerpo humano se encuentran constantemente en renovación.

El proceso comprende en que se desarrollan huevos nuevos y se descomponen los huesos viejos. Cuando se es joven, el desarrollo de huesos nuevos es más veloz que la descomposición en el cuerpo, por lo que la masa ósea aumenta.

Después de los 20 años, este proceso tiende a ser más lento y la mayoría de las personas alcanzan su masa ósea máxima a la edad de 30. Por lo que a medida que las personas envejecen, la masa ósea se pierde más rápido de lo que se pensaba.

Hablando de las razones, las probabilidades de desarrollar osteoporosis depende en precisamente de cuánta masa ósea se obtuvo durante los años de juventud.

La masa ósea máxima es en parte hereditaria y también varía de acuerdo al grupo étnico. Es decir, que cuanto mayor sea la densidad ósea máxima que se adquiera durante la juventud, más tejido óseo se tendrá en modo reserva. Por tanto , es menor la probabilidad de padecer osteoporosis cuando se llega a una edad avanzada.

Mayormente, las etapas iniciales de la disminución de la masa ósea no presentan síntomas, pero una vez que la osteoporosis afecta y debilita los huesos, es probable tener síntomas que podrían generar molestia.

Dichos síntomas pueden ser:

  • Dolor de espalda, ya ser por una vértebra fracturada o aplastada.
  • La pérdida notoria de estatura con el tiempo.
  • Una postura encorvada.
  • Huesos que tienden a romperse con mucha más facilidad.

Osteoporosis y los factores de riesgo

Osteoporosis y los factores de riesgo

Para nadie es secreto que existen factores que pueden aumentar la probabilidad de una persona desarrolle osteoporosis. Entre ellos se encuentra la edad, estilo de vida y afecciones.

Factores de riesgo de osteoporosis puntuales e incontrolables por cualquier persona:

  • Sexo. Se dice que las mujeres son mucho más propensas a desarrollar osteoporosis que los hombres.
  • Edad. Otro factor importante es la edad, cuanto mayor sea la edad, mayor será el riesgo de osteoporosis.
  • Raza. Tienes mayor riesgo de padecer osteoporosis si eres blanco o de ascendencia asiática.
  • Antecedentes familiares. Tal como se indica, tener familiares que padezcan osteoporosis incrementa el riesgo.
  • Tamaño del cuerpo. Se dice que tanto hombres mujeres que tienen estructuras pequeñas tienden a correr un riesgo más alto. Esto debido a que pueden tener menos masa ósea para utilizar a medida que envejecen.

Factores alimenticios

  • Bajo consumo de calcio. La falta de calcio es una de las principales razones en el nacimiento de la osteoporosis. Una dieta baja en calcio contribuye a la disminución de la densidad ósea, es decir la pérdida temprana de la masa ósea.
  • Trastornos de alimentación. Se dice que la restricción extrema de la ingesta de alimentos y el peso bajo son factores que debilitan los huesos.
  • Cirugía gastrointestinal. La cirugía para reducir el tamaño del estómago o para extirpar parte del intestino limita la cantidad de superficie disponible para absorber nutrientes, incluido el calcio.

Riesgo por estilo de vida

Riesgo por estilo de vida

Otros factores que influyen en el rápido desarrollo de la osteoporosis son algunos hábitos, que si bien es cierto no son razones de peso para el surgimiento pero si tienen mucho que ver en su avance y desarrollo veloz.

  • Vida sedentaria. Todas aquellas personas que pasan mucho tiempo sentadas tienen un mayor riesgo de presentar osteoporosis que las personas más activas. Por lo que es recomendable que las personas se mantengan constantemente activas.
  • Consumo excesivo de alcohol. Se dice que el consumo regular de más de dos bebidas alcohólicas al día aumenta el riesgo de osteoporosis.
  • Consumo de tabaco. Aunque el papel exacto que desempeña el tabaco en la osteoporosis no está claro, se dice que el consumo de tabaco debilita los huesos.

Prevención

Para prevenir esta y otras enfermedades que aparecen conforme avanza la edad es necesario tener en cuenta lo siguiente:

  • Mantener un consumo adecuado de calcio.
  • Practicar ejercicios físicos en los que el paciente no tenga que soportar peso corporal.
  • Comer saludable.
  • Disminuir la ingesta de bebidas alcohólicas y el tabaco.