Quantcast

Cómo eliminar el acné

El acné es un problema que puede afectar a jóvenes y adultos por igual, aunque generalmente suele presentarse con más frecuencia durante la etapa de la adolescencia. Esta afección cutánea se origina cuando los poros de tu piel se obstruyen por la grasa y las células muertas.

Pero este es solo uno de los múltiples factores que pueden producir acné, entre los cuales pueden ser genéticos, cambios hormonales, la dieta, las infecciones o el estrés. Además los casos de acné son igual de diversos, algunos más graves que otros. Pero generalmente los síntomas suelen ser los mismos:

Cada poro de tu piel se encuentra conectado a una glándula sebácea, la cual se encarga de secretar el cebo. Esta sustancia aceitosa puede obstruir los poros y pos consiguiente causar el desarrollo de la bacteria conocida como Propionibacterium acnes o simplemente como P. acnes.Una vez que la bacteria se ha desarrollado, los glóbulos blancos de tu cuerpo comienzan a atacarla. Como resultado de esto se genera la inflamación de tu piel y el acné.

Los tratamientos tradicionales para esta afección pueden causar algunos efectos secundarios, como resequedad, enrojecimiento en la piel o irritación. Los tratamientos naturales por su parte suelen ser menos agresivos e igualmente efectivos.

Ten en cuenta que antes de aplicarte alguno de los siguientes métodos naturales, es recomendable que consultes con tu dermatólogo. Posiblemente muchos de estos no funcionen si tu caso es muy severo. Pero de todas formas puede valer la pena probarlos.

Vinagre de manzana para el acné

Vinagre de manzana para el acné

Los ácidos orgánicos del vinagre de manzana son bastante útiles para la eliminación de las bacterias como la P. acnes que causan el acné, además reducen la aparición de cicatrices. El ácido láctico del vinagre de manzana también elimina el exceso de sebo en la piel.

Pero debes tener en cuenta que es un producto muy fuerte, por lo que aplicarlo directamente sobre la piel puede causarte irritación y en el peor de los casos hasta quemaduras, es por ello que debes aplicártelo con precaución.

Para ello puedes diluirlo con agua, de esta forma podrás aplícalo sin problemas:

Debes repetir este procedimiento de 1 a 2 veces por día, todo depende de cuán severo sea tu acné.

Tratamiento con suplementos de zinc

Suplementos de zinc para el acné

Quienes padecen de acné cuentan con niveles de zinc más bajos que una persona sin acné, por lo que ingerir suplementos de este nutriente puede reducir de forma significativa el acné. Esto se debe a que al ser un nutriente fundamental para el desarrollo de las células, el sistema inmunitario así como la producción de hormonas, el zinc es necesario para tratar esta afección.

Las cantidades necesarias a ingerir dependerán de cuán grave sea tu acné, aunque generalmente la dosis óptima suele ser de 30-45mg de zinc al día. Tendrás que consultar con tu dermatólogo para saberlo.

Prepara algunas mascarillas naturales para el acné

Mascarillas para tratar el acné

La canela y la miel cuentan con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y antioxidantes. Es por ello que una mascarilla puede ser muy beneficiosa para aliviar el acné. Para prepararla debes hacerlo de la siguiente manera:

  1. Solo tendrás que mezclar 1 cucharadita de canela en polvo y 2 cucharadas de piel, formarás una pasta.
  2. Luego, con la piel limpia, deberás aplicarte la mascarilla por todo tu rostro y dejarla secar por unos 10-25 minutos.
  3. Por último solo tendrás que enjuagarte con abundante agua y secarte con una toalla limpiarte usando leves golpecitos.

Una alternativa muy efectiva también es aplicarse una mascarilla de aloe vera. Esta planta cuenta con propiedades antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes. Además es refrescante e hidrata profundamente. Para aplicártela sigue estos pasos:

  1. Empieza raspando el gel de una hoja de aloe vera, para ello puedes ayudarte con una cuchara.
  2. Luego solo tendrás que aplicarte el gel directamente sobre la piel, como si de una crema se tratase.
  3. Deja que se seque antes de enjuagarte con agua y secarte con cuidado.

Lo más recomendado es aplicarte esta mascarilla antes de ir adormir. También puedes conseguir el gel de aloe de forma comercial en algunas tiendas, pero debes leer la etiqueta para asegurarte de que no cuenta con otros ingredientes.

Aplícate un exfoliante de forma regular

Exfoliantes para la cara

Al exfoliarte eliminar las capas superficiales de células muertas sobre la piel, de esta forma podrás reducir la cantidad el acné al abrirle paso a los poros obstruidos y evitar que se obstruyan más adelante. En el mercado existe una gran variedad de productos exfoliantes, aunque si lo deseas puedes preparar un exfoliante natural y en casa de la siguiente manera:

  1. En un recipiente mezcla partes iguales de azúcar/sal con aceite de almendras o una crema hidratante.
  2. Aplica sobre tu piel y frota suavemente, con movimientos circulares.
  3. Finalmente solo tendrás que enjuagarte con abundante agua y secar con cuidado.

Puedes exfoliarte 1 vez cada 2 días. También puedes usar café molido o avena para exfoliar la piel.

Disminuye los niveles de estrés

Reduce el estrés para tratar el acné

Estudios han demostrado que al estresarte tu cuerpo libera hormonas que pueden empeorar el acné, por lo cual relajarte puede ayudar a reducir la afección. Es por ello que practicar algunas actividades podría ayudarte a relajarte:

  • Dormir.
  • Yoga.
  • Respiración profunda.
  • Deportes.
  • Meditación.

Y recuerda que estas solo algunas formas de reducir el acné, para eliminarlo completamente debes recurrir a tu dermatólogo para que te recomiende un tratamiento. Aunque puedes sumar estos consejos con el tratamiento para obtener resultados rápidos y eficaces.