Quantcast

El 90% de las carreteras madrileñas no tiene restricciones de circulación

El 90% de la red de carreteras de la región ya no tienen restricciones a la circulación tras el paso de la borrasca Filomena y un centenar de municipios ya están conectados por autobuses interurbanos de la Comunidad de Madrid.

Así lo ha explicado el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, en rueda de prensa conjunta con el consejero de Justicia, Interior y Víctimas, Enrique López, y el consejero de Educación y Juventud, Enrique Ossorio.

Garrido ha pormenorizado que actualmente ha un punto de 2 kilómetros que no es circulable porque hay aún vehículos con nieve; espacio que supone un 0,3% de la red principal, mientras que en la secundaria no está operativo un 3,7% de la red. “Está transitable la práctica totalidad de la red”, ha aseverad.

Los equipos de la Dirección General de Carreteras siguen trabajando para limpiar la red viaria de la Comunidad, 2.600 kilómetros de su competencia. Garrido ha indicado que alrededor de 3.000 toneladas de sal han sido vertidas y ha indicado que ha habido “problemas de abastecimiento” pero que están llegando camiones con ella.

Además, ha indicado que actualmente hay puestas en marcha 127 líneas de autobuses interurbanos y 18 urbanas que están permitiendo comunicar a 100 municipios, cuando en los primeros días del temporal “no estaba habilitado” ningún medio de transporte rodado; por lo que ha felicitado a las concesionarias, al Consorcio Regional de Transportes de Madrid y a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de la capital. Esta última ha puesto en marcha 28 líneas “con las dificultades” que sigue teniendo la capital.

También ha detallado que hay siete puertos de montaña abiertos y tres cerrados; mientras que en el caso del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas están operativas la T1 y la T4.

Por último, el consejero de Transportes ha hecho un llamamiento a que los madrileños eviten la movilidad que “no sea imprescindible” para continuar permitiendo a los operarios las labores de acondicionamiento. “Seguimos pidiendo prudencia y tranquilidad”, ha zanjado.