Quantcast

Qué es el efecto halo

El efecto halo es aquel sesgo cognitivo que genera que la opinión y la valoración de una persona, organización o producto surja a partir de la impresión que causen. Es decir que es una tendencia que ocasiona que las personas valoren los objetos o marcas por la primera impresión y no por sus características.

El efecto halo trata de explicar que si una persona logra identificar un aspecto positivo en algo o alguien, eso marcará su criterio. Es decir, esta primera impresión ocasionará que la persona tenga buen concepto sobre un producto o marca.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES BIOTECNOLOGÍA

De esta manera el efecto halo se basa en la idea de mostrar una valoración acerca de una característica específica de algo o alguien. Y a partir de esta fabricar una valoración global de una organización o elemento.

Este efecto es el hacer que nuestras impresiones y opiniones sobre ciertas características de un objeto dependan de la impresión que causa ante otras características. Lo que significa que nuestra valoración sobre determinada marca o persona dependerá de cómo se ve a simple vista.

Sin importar si la persona, marca o producto es bueno o malo, la primera impresión es lo que generará la valoración principal. Y eso es el efecto halo , ver y saber que algo es ‘bueno’ solo por la primera vista y no porque conozcamos todos los detalles sobre la persona o marca.

Historia del efecto halo

Historia del efecto halo

Se dice que el psicólogo estadounidense Edward Thorndike, fue el primero en colocar su nombre al efecto halo. El psicólogo aportó evidencia empírica para demostrar su existencia y el efecto que generaba.

Thorndike en 1920 a través del artículo llamado A Constant Error in Psychological Ratings’, mostró los resultados de un experimento realizado con militares. En esta investigación sencilla , se le pidió a varios oficiales que valoraran ciertas cualidades de varios subordinados.

A partir de estos datos, Thorndike vio que el modo en el que se valoraba una característica concreta estaba muy relacionada con la valoración que se hacía del resto de características. Las personas que obtenían puntuaciones negativas en una de sus características tendían a tener puntuaciones negativas en el resto de aspectos.

Aquellas que eran valoradas positivamente en un aspecto concreto tendían a ser valoradas positivamente en todas las demás.

Desde entonces el efecto halo fue considerado un hecho que se ha mantenido incluso en la cotidianidad, pues que más ejemplo que las forma en la que percibes a los grandes famosos.

Sin importar si están relacionados a la industria musical o deportiva, cada persona que los ve tiene una opinión al respecto (sin conocerlos).

Estos famosos cuya imagen ha sido tallada por agencias de marketing y publicidad y de las que muy pocos se saben, son generadores de opiniones. Hay quienes consideran grandes a varias personas famosas, de hecho tienen hasta grandes valoraciones sobre los personajes pero no conocen nada sobre quienes son realmente.

Este hecho, es aprovechado muchas veces en marketing y publicidad.

Efecto halo y el poder de la primera impresión

Efecto halo y el poder de la primera impresión

El efecto halo es la viva muestra que el cerebro humano rellena vacíos de información con los escasos datos que se aportan sobre algo o alguien. Es decir que cualquiera puede juzgar y hasta condenar partiendo desde la escasa información que se tienen.

Y esto significa que muchos son los que con casi nula información, juzga a través de la primera impresión que se produjo. Ya sea por su profesión o estética, la primera impresión hace que no se consideren el resto de características, personalidad o calidad.

El efecto halo justamente es eso, la valoración a primera impresión que se vuelve la opinión global. Esta influye en el modo en el que podemos llegar a juzgar a cualquier persona.

Con tan solo algo que se sabe sobre determinada persona , tiene un gran impacto sobre la imagen de los demás que creamos en nuestra imaginación.

Por ejemplo. Una persona que se muestre totalmente angustiada o nerviosa porque espera una respuesta laboral, llama la atención de quienes la noten en este estado. Sin importar si realmente suele ser angustiada o solo es una reacción debido al momento que transita, esa característica marcará y pasará a ser un factor importante en el modo en el que valoramos al individuo.

Grandes empresas sacan provecho

Grandes empresas sacan provecho

Aunque parezca algo insólito, la verdad es que las grandes empresas publicitarias aprovechan el efecto para que una persona famosa anuncie un determinado producto o servicio.

Las características del producto, cualquiera que sea, alimenticio, deportivo, belleza o medicinal, será marcado por la presencia de la persona que lo anuncie.

De hecho, muchas empresas afirman que contratar a una persona que logre ser ‘la muestra’ del producto, puede tener resultados grandes en ventas.

Es decir que lo que buscan es que los valores y las sensaciones asociadas al famoso o famosa en cuestión sean extendidas a la imagen del producto, creando de este modo un efecto halo.