Quantcast

Marlaska asegura que han sido rescatadas 1.500 personas de sus coches en la C.Madrid

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que han sido rescatadas casi 1.500 personas que permanecían atrapadas en sus coches por la nieve en la Comunidad de Madrid desde la tarde del viernes.

Marlaska ha explicado que el 70% de los vehículos afectados ya están desocupados “y sus ocupantes en situación de seguridad”, mientras que el 30% restante ya están siendo atendidas por los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de la Guardia Civil.

Por su parte, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, ha pedido precaución a los ciudadanos, ya que según ha explicado el temporal dejará temperaturas muy bajas y la nieve pasará a ser hielo: “Entraremos en una situación quizá más peligrosa todavía que la que tenemos ahora mismo”, ha subrayado.

Los ministros del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, han comparecido en rueda de prensa desde la Delegación del Gobierno en Madrid para actualizar datos sobre los efectos de la borrasca ‘Filomena’.

Durante su intervención, Marlaska ha recordado que, cuando el pasado jueves la Aemet avisó de la “dureza” del temporal, Interior puso en marcha el despliegue de “todas” sus capacidades operativas frente a las adversas condiciones meteorológicas.

En concreto, ha detallado que se activó, dentro del Plan General de Emergencias del Estado, la fase de Preemergencia Operativo 1, que ha permitido desplegar todos los recursos necesarios para dar una respuesta “razonablemente adecuada” a la situación meteorológica.

Asimismo, el ministro ha añadido que se activó el Comité Estatal de Coordinación y Dirección para generar un protocolo que permitiera efectuar un seguimiento intensivo de la situación.

Respecto a la situación actual, Marlaska ha asegurado que el número de incidentes es “relativamente limitado”. Entre los incidentes, ha destacado que hay tres carreteras en la red principal cortadas, una en Girona y dos en Toledo, y 652 vías afectadas, seis de la red principal.

Además, en Madrid está suspendido el tráfico ferroviario y toda navegación aérea. “No tenemos que lamentar accidentes de gravedad salvo los fallecidos”, ha apuntado.

El sector más afectado por el temporal, según ha dicho Marlaska, es el de transporte terrestre de mercancías, en unas fechas con un “esfuerzo suplementario” de reabastecimiento de productos. En este sentido, ha indicado que la DGT contactó con las principales patronales del sector para que planificaran las rutas teniendo en cuenta el temporal.

“Han sido cientos los transportistas que se han visto obligados a esperar durante muchas horas las mejoras de las condiciones meteorológicas, en áreas destinadas para ellos donde han recibido la asistencia precisa y necesaria”, ha asegurado.

Por su parte, el ministro de Transportes ha explicado que los equipos de carreteras que han estado tratando de despejar las vías de nieve han actuado en más de 21.000 kilómetros de la red viaria.

No obstante, Ábalos ha avisado de que actualmente siguen bloqueos en varias carreteras españolas, muy especialmente en la Comunidad de Madrid, Cuenca, Toledo o Castellón; y que en todas las demás vías es recomendable el uso de cadenas y se mantienen las restricciones a vehículos pesados.

Sobre la situación en el aeropuerto Madrid Barajas, el ministro ha recalcado que hubo 29 desvíos y 58 cancelaciones, y que algunos pasajeros quedaron en las terminales 1 y 4, teniendo habilitadas condiciones para los que quisieran permanecer allí.

En cuanto a los trenes de alta velocidad, los trayectos con origen o destino a Madrid también han sido cancelados, siendo el trayecto Alicante, Valencia, Barcelona, el único corredor con funcionamiento normal.

Para el ministro, “no conviene dar en estos momento” el servicio de la red de Cercanías. “Estamos trabajando una vez amaine la nevada plantear algunas cercanías. Agradecer enormemente el servicio de los trabajadores del conjunto de las administraciones públicas”, ha apostillado.