Quantcast

Baleares dice que es “un buen momento” para endurecer las restricciones

El portavoz del Comité Autonómico de Gestión de Enfermedades Infecciosas, Javier Arranz, ha asegurado este jueves que es “un buen momento” para endurecer las restricciones porque la estabilidad en la incidencia y los contagios “es temporal” a la espera todavía de ver los efectos del Día de Reyes y los próximos festivos.

“Precisamente por el contexto de estabilidad, las medidas restrictivas ayudarían a mejorar las cifras de contagios”, ha apuntado.

En una rueda de prensa para valorar la situación epidemiológica en las Islas, el doctor Arranz ha hecho, además, un llamamiento a la prudencia en el momento de levantar, llegado el caso, las limitaciones.

A pesar de que continúa registrándose un incremento de contagios éste, ha apuntado Arranz, se ha estabilizado en Mallorca y en Menorca –en Ibiza sigue aumentando la incidencia acumulada–. La situación, a pesar de la estabilidad “preocupa y mucho” porque se tras las fiestas se están detectando brotes que afectan a 15 o 20 personas, “siempre relacionados con encuentros sociales”.

Ante la posibilidad de un confinamiento perimetral sobre la ciudad de Palma, el portavoz ha destacado que si se hace “tiene que hacerse bien” y garantizar su efectividad. “Si no se controla, ¿de qué sirve?”, se ha preguntado. En este punto, Arranz ha admitido que una medida de estas características en grandes municipios es más difícil de implementar.

En todo caso, el doctor Arranz ha recordado que los confinamientos perimetrales sobre Manacor o Ibiza, a pesar de las dificultades, fueron bien.

El portavoz ha recordado que los expertos recomiendan medidas genéricas y que son los dirigentes los que tienen que valorar su utilidad, aplicación o conveniencia. “Es evidente que hay que tener en cuenta factores como el económico”, ha añadido. Arranz ha puesto como ejemplo avanzar aún más el toque de queda, “que sería útil, pero no es factible”.

La posibilidad de un confinamiento domiciliario, sin embargo, no está entre las medidas que se aplicarían inmediatamente, primero, porque compete al Gobierno central y, segundo, porque aún se pueden tomar otras como el cierre de las actividades no esenciales o las que suponen presencia de personas en lugares difíciles de mantener en niveles óptimos de ventilación. “Todas las medidas están y han estado sobre la mesa”, ha añadido.

Arranz ha vuelto a insistir en llamar a la responsabilidad y ha animado a la ciudadanía a preguntarse no solo “qué están haciendo los gobiernos para frenar los contagios sino qué están haciendo los propios ciudadanos”.

“El cine, los teatros o las rebajas no tienen la culpa, la tenemos nosotros por nuestra manera de comportarnos”, ha aseverado. El portavoz ha animado, además, ha evitar comportamientos de riesgo que puedan llevar a sufrir lesiones o accidentes que puedan acabar en unos hospitales, próximos a niveles preocupantes de actividad.

En este punto, el portavoz del Comité Autonómico de Enfermedades Infecciosas ha puntualizado que la situación en los centros hospitalarios no es todavía de saturación, “aunque sí de preocupación” porque, ha recordado, más contagios significa más ingresos.