Quantcast

Lluís Puig: La decisión del tribunal belga “reafirma la lucha desde el exilio”

El exconseller de Cultura de la Generalitat Lluís Puig ha afirmado que la resolución de este jueves del Tribunal de Apelación de Bruselas de rechazar su entrega a España, que le reclama por un presunto delito de malversación de fondos públicos en la causa del 1-O, “reafirma la lucha desde el exilio”.

Así lo ha dicho en rueda de prensa telemática tras conocer la decisión del Tribunal de Apelación belga junto a uno de sus abogados, Simon Bekaert, y en la que también han participado el vicepresidente primero del Parlament y miembro de JxCat, Josep Costa, y el abogado del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, Gonzalo Boye.

El fallo “demuestra y constata que no podemos ni hemos podido tener nunca un juicio imparcial, como no lo tuvieron nuestros compañeros que están encarcelados desde hace más de tres años”, ha dicho Puig en relación a los presos del 1-O.

Puig ha considerado que ha sido víctima de la “persecución ideológica y represión”, y ha afirmado que continuará luchando por la vía política para la resolución del conflicto.

JOSEP COSTA Y GONZALO BOYE

Por su parte, Josep Costa ha considerado que la “falta de competencia del Tribunal Supremo (TS) suponía una vulneración de los derechos del conseller Puig”.

Ha hecho una valoración positiva del fallo anunciado este jueves, del que ha explicado que se desprende que “no están garantizados todos los derechos en un juicio en el Estado español”.

En ese sentido, ha celebrado que beneficie “al conjunto de la lucha que hay en el exilio, porque es una victoria más que ayuda a la causa de los presos políticos y a los recursos que tienen que hacer ante instancias europeas cuando se agoten las españolas”.

Por otro lado, el abogado Gonzalo Boye ha opinado que la resolución para Puig pone de manifiesto que “en España se está vulnerando el derecho fundamental de la presunción de inocencia”.

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha argumentado que la sentencia “deja en evidencia ante el mundo la persecución política” del movimiento independentista.

“Fuimos al exilio para buscar garantías, y las hemos encontrado”, ha celebrado Puigdemont en un tuit recogido por Europa Press tras conocer la resolución.

El propio Lluis Puig ha anunciado este jueves en un tuit recogido por Europa Press que su extradición ha sido rechazada: “Segundo tribunal sobre la tercera orden europea de detención. No hay extradición”.

De esta forma, la justicia belga rechaza en segunda instancia su extradición, siguiendo el criterio del juez que el pasado mes de agosto falló en el mismo sentido; sin embargo, el caso podría no acabar aquí, pues la Fiscalía puede agotarla vía legal y acudir al Tribunal de Casación belga.

El caso de Puig es el primero que examinan los tribunales belgas sobre las órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) cursadas por el magistrado del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, contra los líderes independentistas encarcelados por el 1-O.