Quantcast

Cómo aliviar el dolor de garganta sin medicamentos

Estamos en un época de mal tiempo, con temperaturas sumamente bajas. El frío hace que nos sintamos más vulnerables ante los elementos externos que pueden afectarnos. Catarros, faringitis o amigdalitis (las llamadas anginas) que desembocan irremediablemente en el molesto dolor de garganta. A veces esas molestias son el primer síntoma de que estamos a punto de coger un resfriado.

En cualquier caso, y cuando ya no hay vuelta atrás y caemos víctimas de una de estas dolencias pero no queremos medicarnos, hay muchos trucos caseros muy útiles que ayudan a reducir su inflamación y alivian el dolor de forma efectiva. Pero ojo, en caso de que este tipo de dolencia no se cure con estos trucos, aumente el malestar o suba la fiebre, siempre es recomendable consultar un médico.

Gárgaras para el dolor

Gárgaras

Existen muchos remedios caseros utilizados para el dolor de garganta. Sin embargo, estos siempre han de aplicarse junto al que, quizá es el mejor ayuda: el descanso, el más común. También se pueden tomar vasos de agua con media cucharada de sal, que es lo recomendado.

Eso sí, no hacerlo más de tres veces al día porque podemos resecar las membranas mucosas. Pero hacer gárgaras seguro que te va a hacer bien, te va a ayudar a poder paliar y enfrentar este dolor tan molesto.

Caramelos y mucha hidratación para la garganta

Cómo aliviar el dolor de garganta sin medicamentos

Es una buena forma de mantener la garganta hidratada, la saliva. Caramelos de limón o menta, que tienen propiedades balsámicas van como anillo al dedo. Ten por seguro que este tipo de ayuda te va a venir.

También cuanto más hidratada esté la garganta, menos dolerá, así que hay que beber agua e infusiones tibias durante todo el día y en pequeños sorbos. Si te hidratas, notarás probablemente una mejoría.

Cucharadita de miel, jengibre y sopas

Jengibre

La miel es un excelente antiséptico y ayuda a combatir las enfermedades infecciosas destruyendo los microbios que las causan. Ayuda, además, a rebajar la tos. Eso sí, la miel es uno de los productos más susceptibles de ser manipulados, según los investigadores.

Las propiedades del chocolate son un buen remedio para aliviar la irritación. El jengibre posee propiedades antiinflamatorias que ayudan a aliviar el dolor de garganta. Cualquier caldo es beneficioso para combatir este tipo de dolor. De pollo, de vegetales o de carne de vaca son los más habituales.

Baños de agua caliente y prevención para el dolor

Cómo aliviar el dolor de garganta sin medicamentos

A la relajación propiamente dicha se le suma el vapor provocado de un buen baño de agua caliente, muy efectivo contra la sequedad del ambiente tan dañino para la garganta. A pesar de que muchos de estos remedios son efectivos, como siempre lo mejor es prevenir.

En el caso del dolor de garganta, evitaremos que se resienta si seguimos estos consejos. No fumar es uno de los trucos básicos, al igual que lo es evitar los cambios bruscos de temperatura. Por último, no forzar la voz será una de las cosas que te ayudará bastante.

Jugo de toronja

Cómo aliviar el dolor de garganta sin medicamentos

Otro buen remedio casero para el dolor de garganta es tomar jugo de toronja, ya que es rico en Vitamina C y actúa como antiinflamatorio, disminuyendo así los síntomas de la gripe y el resfriado común. Para esto, necesitarás la cantidad de tres toronjas.

Tendrás que lavar las toronjas, cortarlas por la mitad, quitar las semillas y colocarlas en el procesador de alimentos. El jugo preparado de esta manera es más cremoso y tiene más nutrientes. Debe beber jugo de toronja al menos 3 veces al día.

Este jugo no debe ingerirse cuando se está tomando algún medicamento, ya que puede interferir con su funcionamiento, anulando el efecto. Por lo tanto, siempre es mejor informar al médico para saber si es posible tomar jugo de toronja mientras se toman otros medicamentos.

Eleva tu cabeza

Cómo aliviar el dolor de garganta sin medicamentos

Cuando además de dolor de garganta te sientes congestionado, coloca una o dos almohadas adicionales debajo de tu cabeza. La altura adicional ayudará a que puedas respirar con más facilidad. Cuando la congestión se alivie, no tendrás que dormir con la boca abierta, lo que puede resecar la garganta y hacer que te duela aún más.

Otra forma de evitar la exposición a los gérmenes que causan dolor de garganta es lavarte las manos con agua tibia y jabón a lo largo del día. Si no tienes cerca un lavamanos, usa un desinfectante para manos a base de alcohol. Lávate las manos cada vez que toques superficies comunes como perillas de las puertas o teclados, cuando estreches la mano de alguien o estés expuesto a personas que tosan o estornuden.

Evita estar cerca de alguien que esté enfermo. No compartas con nadie artículos personales, como cepillos de dientes, anteojos y cubiertos. Y mantén la resistencia de tu cuerpo comiendo y durmiendo bien, y haciendo ejercicio. Con todo esto, seguro que podrás aliviar este tipo de dolor.