Quantcast
viernes, 18 junio 2021 20:04

El Madrid no hace caja con Isco: no pagan más de 20 millones

Isco Alarcón sigue siendo noticia y es que su mal desempeño en el campo desde la temporada pasada no ha sido un secreto. De hecho , muchos creían que el verano pasado su salida del Real Madrid estaba sentenciada. Sin embargo, no fue así. 

Zinedine Zidane, creía que esta temporada haría que el español despertara y volviera a ser la figura que era hace unos cuantos años atrás. Pero las actuaciones del defensor solo empeoran y ya no invitan precisamente al optimismo, sino a la resignación.

Ahora el gran problema en el que se encuentra Florentino Pérez, es que nadie en Europa quiso pagar más de 40 millones de euros por futbolista. En los planes del presidente del club merengue estaba hacer caja con la salida del jugador, además de poner fin con su ciclo en el Madrid, que desde hace tiempo ya había dado indicios de haber llegado a su límite con el club.

Ahora, lo que Isco no esperaba era que su declaración de hace unos meses se volvería en su contra, ya que fue el primero en dejar muy claro que tan sólo contemplaría una salida del Madrid si en su nuevo destino le pagarían lo mismo que cobra actualmente en el club merengue. Y viendo el bajo rendimiento del español, nadie apuesta a eso.

Isco, un traspaso difícil 

Zidane intentando motivar al jugador a explotar de nuevo su potencial, le regaló unos minutos en el campo. Y en vez de mejorar la situación, solo la complico. En el terreno se vio el pésimo nivel y desánimo con el esta jugando Isco, cosa que rebajaría aún más su valor de mercado.

Tanto así que todos los clubes que hace unos meses estaban interesados y dispuestos a pagar 40 millones, no están de acuerdo. Y ahora no piensan pagar más de 15-20 millones de euros sumando fijo y variables. Florentino, está claro que tiene un serio problema con el mediapunta español, que acaba contrato en verano de 2022, quien además tampoco está poniendo mucho de su parte para que su situación cambie y logren ficharlo.

Tanto es el nivel de desánimo del jugador que sus compañero que lo apoyaban, le dieron la espalda. Futbolistas como Sergio Ramos o Benzema que prefirieron han optado por desentenderse del problema viendo que el español no parece querer poner de su parte para que las cosas fluyan. Situación que ayudó a Zidane a darse cuenta y ha tirar la toalla con el español que ya no intenta ser el de antes.