Quantcast

Una delicatessen: cómo hacer queso de cabra frito para esta Navidad

El queso de cabra frito es probablemente uno de los aperitivos más económicos, deliciosos, y reconocidos a nivel mundial. No solo por su contenido nutritivo, también por la sutiliza que aporta como bocadillo y su indiscutible e inigualable sabor.

En las fiestas navideñas tiende a ser una opción perfecta para variar en la mesa, y en compañía de las bebidas y una que otra copa de vino, no representa un bocado pesado al paladar. De hecho, el queso de cabra frito podría ser el perfecto aperitivo para dar la bienvenida a un gran pavo relleno o asado negro.

Si lo que deseas es sorprender y preparar un exquisito pero a la vez ligero, sencillo y económico bocadillo alternativo, esta es la opción ideal. Sin embargo y antes de aventurarse a freír un pedazo de queso, es importante que tengas en cuenta cómo obtener unas buenas rebanadas sin dañarlo.

¿Cómo cortar queso de cabra a la perfección?

¿Cómo cortar queso de cabra a la perfección?

El queso de cabra es por ley un protagonista de la cocina, ya sea como aperitivo o parte de la elaboración de grandes platillos su posición se mantiene en la lista de grandes productos. Su sabor, como ya lo hemos expuesto, es delicioso e intenso, suave y sencillo de degustar.

Pero el verdadero problema es ese, la suavidad y sencillez, pues por ser de estilo un tanto cremoso tienden a partirse con mucha facilidad. Por ello antes de freír, es importante conocer cómo cortarlo para obtener rebanadas perfectas y sin que se arruinen a la hora de cocinarlo.

Mayormente el queso de cabra es servido en forma de medallón (pequeños circulares delgados) , pero cuando se adquiere es un completo pedazo de queso al que se denomina rulo. Entonces ¿cómo cortarlo sin dañarlo?

  • Una de las principales herramientas que puedes usar es un cuchillo afilado y mojado. Es decir, en cada corte que hagas, deberás mojar el cuchillo previamente para mantenerlo húmedo. De esta manera el queso no se quedará adherido al cuchillo y los pedazos saldrán sin problema.
  • Otra técnica es cortar el queso de cabra con hilo. Esta técnica hace que el corte sea más limpio y perfecto. Es igual de eficiente que el cuchillo pero el corte tiende a ser más impecable.

Para hacer esta técnica debes cortar un hilo bastante largo como para bordear el rulo. Previamente se lava el hilo y se bordea el queso marcando la porción que deseas. Luego deberás halar desde las puntas para que el hilo se deslice por el queso cortándolo de forma perfecta.

  • Por último pero no menos importante, una tabla para cortar quesos con hilo, es quizá la herramientas más profesional para obtener buen grosor y perfectos cortes.

Cualquiera que tengas estará perfecto, recuerda tratar de hacer los cortes lo más limpio posible y así obtendrás cero complicaciones a la hora de cocinar o servir.

¿Cómo preparar queso de cabra frito para Navidad?

¿Cómo preparar queso de cabra frito para Navidad?

Ahora que ya tenemos claro los cortes y de qué manera podemos hacerlos, es tiempo de saber cómo preparar el queso de cabra frito especial para Navidad sin que este se derrita. Pues es necesario que sepas que debes tener cuidado al momento de freír, pues los medallones no se deben derretir en el sartén.

¿Qué necesitas?

  • 500 gramos de queso de cabra bien refrigerado
  • 2 huevos
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 50 gramos de pan rallado
  • Mermelada de albaricoque, fresa o cualquier otra que desees
  • Aceite de oliva
  • 30 gramos de nueces picadas
  • 50 gramos de uvas pasas

Preparación

Lo primero que deberás hacer es sacar el queso de cabra de la nevera y aprovechar que está bien frío para cortarlo en rodajas de aproximadamente 2 centímetros.

Con mucho cuidado, coloca cada porción de queso en un plato amplio o bandeja para prepararlas. Es recomendable una bandeja refrigerada, de esta manera no corres el riesgo que el queso pierda forma. O si gustas luego del corte puedes volver a meter en la nevera de manera que se mantengan firmes.

Posteriormente, coloca la harina de trigo, el pan rallado y los huevos en varios platos de esta manera los tienes a la disposición para cuando debas freír.

En un sartén echa abundante aceite de oliva y coloca a fuego medio. Mientras se calienta, prepara las rodajas de queso de cabra con mucho cuidado.

Primero pasa por el plato de los huevos y luego a la harina y finalmente al pan rallado. En caso que necesite más huevo repite. La idea es que quede bien cubierto.

Lea TAMBIÉN: CÓMO PREPARAR EL SORBETE DE LIMÓN AL CAVA IDEAL PARA LA CENA DE NAVIDAD

Luego que el aceite esté bien caliente, coloca los medallones de queso de cabra en el sartén y deja que se doren.

En este punto es importante, pues debes estar atento cuando el medallon de queso esté dorado para dar vuelta con mucho cuidado. Puedes ayudarte con una espátula para voltear huevos, pues ayudan a sostener el queso y evitar que se desparrame.

Cuando ambos lados estén dorados puedes ir retirando inmediatamente, recuerda que si pasa de cocción se puede quemar y derretir el queso y eso es lo que no se quiere.

Coloca en una bandeja con papel absorbente cada uno de los medallones para quitar el exceso de aceite y luego coloca ordenadamente cada medallón en una bandeja.

Acompaña con mermelada

Acompaña con mermelada

Si deseas que la Navidad sea con toques de sabores extras, no dudes en añadir a los medallones de queso de cabra un toque de mermelada de tu preferencia.

Añade en un envase un poco de la mermelada de tu gusto (puede ser de albaricoque o frutos rojos) y diluye con un poco de agua. Pica varias nueces y algunas uvas y añade a la mezcla de la mermelada. Puedes servir en un envase aparte para que los invitados decidan si quieren o no salsa, o bien puedes esparcir un poco encima de cada pedazo de queso de cabra frito.