Quantcast

La sostenibilidad en las ciudades del futuro

Hoy en día, el 55% de la población mundial, 4.200 millones de habitantes, vive en ciudades o zonas urbanas. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), esta proporción aumentará hasta el 68% de la población mundial de cara a 2050, lo que significa que, dentro de tres décadas, unos 6.600 millones de personas habitarán en ciudades de todo el mundo. Este fenómeno global, que también se refleja en nuestro país con la denominada España vaciada, supone un desafío desde el punto de vista de la sostenibilidad. De esta forma, comprender cómo se desarrollará el proceso de urbanización en los próximos años resulta fundamental para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por Naciones Unidas.

Lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles es uno de los 17 objetivos globales que adoptaron los líderes mundiales en 2015. La creciente concentración de la población en las zonas urbanas no sólo ha provocado el aumento de la demanda de compra y alquiler de vivienda, sino que también ha incrementado las tasas de contaminación, tanto atmosférica como acústica. Actualmente, hasta doce ciudades españolas (Albacete, Barcelona, Bilbao, Huesca, Madrid, Oviedo, Palma de Mallorca, San Sebastián, Sevilla, Toledo, Valencia y Valladolid) superan el límite de contaminación de concentración de partículas PM2.5 establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según un estudio publicado en la revista ‘The New England Journal of Medicine’.

Más allá de la contaminación atmosférica, el ruido se ha convertido en uno de los problemas ambientes más relevantes en la actualidad. Según la Organización Mundial de la Salud, la contaminación acústica es uno de los factores ambientes que provoca más alteraciones en la salud. La OMS considera los 65 decibelios (dB) como el límite superior deseable. Actualmente, una de cada cinco personas en Europa está expuesta todos los días a niveles de ruidos que son nocivos para su salud, según el informe ‘Ruido en Europa’, elaborado por la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA). El tráfico, la actividad humana y la construcción y reformas de edificios en centros urbanos son las principales fuentes de la contaminación acústica.

Una reforma sostenible de edificios en centros urbanos

En los últimos años, la construcción y la reforma, un sector clave para lograr la neutralidad de carbono en Europa en el futuro, ha mostrado su compromiso con la responsabilidad ambiental para cumplir con los principios básicos de la sostenibilidad. Empresas como mateco, referente en el alquiler de plataformas elevadoras y carretillas en España, disponen de flotas de maquinaria ecológica, equipada con un motor eléctrico o híbrido, para reformar edificios en todos los centros urbanos de nuestro país y, al mismo tiempo, limitar la contaminación atmosférica y acústica. España cuenta con un parque de vivienda anticuado. Más de la mitad del mismo, en concreto el 54%, está construido antes de 1980, según un informe elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Rehabilitación (GTR). Por este motivo, el envejecido parque español de viviendas requiere reformas sostenibles en los próximos años.

mateco es una empresa que cuenta con más de 160 sucursales repartidas en las ciudades más importantes de Europa, incluyendo 16 delegaciones en España, de forma que ofrece un amplio servicio para realizar reformas sostenibles en los edificios de los principales centros urbanos. A diferencia de otras compañías que trabajan con el sector de la construcción y la reforma, mateco utiliza maquinaria eléctrica, que es más respetuosa con el medio ambiente. Una maquinaria ecológica y moderna que reduce al máximo las emisiones de efecto invernadero, limitando la contaminación atmosférica. Además, los avances tecnológicos de estas maquinarias eléctricas también reducen el ruido y las vibraciones, algo fundamental para limitar la contaminación acústica.

La utilización de la maquinaria eléctrica en las reformas de edificios en centros urbanos es un aspecto clave para avanzar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por Naciones Unidas. Este tipo de maquinaria será indispensable en la sostenibilidad de las ciudades del futuro, ya que jugará un papel relevante a la hora de dar respuesta sostenible al crecimiento exponencial de los núcleos urbanos. A pesar de ello, hay que recordar que estamos inmersos en una carrera contra el reloj para luchar contra la contaminación atmosférica y acústica. Por este motivo, todas las empresas del sector de la construcción y la reforma deben dar un paso hacia adelante con la adopción de esta maquinaria eléctrica y establecer un nuevo modelo sostenible.

El desafío del cambio climático, junto con el aumento de la población en las ciudades o zonas urbanas, hace imprescindible construir un futuro más sostenible. El sector de la construcción y la reforma tiene que liderar el camino, asegurando la sostenibilidad del imparable proceso de urbanización y rehabilitación de viviendas en los próximos años. Por este motivo, la maquinaria eléctrica se erige como una de las soluciones más ecológicas y respetuosas con el medio ambiente para construir las ciudades, tanto del presente como del futuro.