Quantcast

Irresistible: cómo hacer la tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano

Un postre tan simple, pero indiscutiblemente delicioso. Esta tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano se sirve mejor el día en que se hace.

TARTA DE YEMA TOSTADA Y CREMA PASTELERA

Si hay un sabor en la repostería que nos remonta a los dulces tradicionales, son los elaborados con yema. Crema pastelera, yema de huevo dulce, flan, pudín, en fin, lo que hoy llamaríamos “comida vieja”. Su sabor, nos da la sensación de ser un producto artesanal y bien cuidado. Hoy les dejo una tarta de yema tostada y crema pastelera, que puedes combinar con naranja y caramelo.

Siguiendo los pasos:

Para decirte la verdad, no sabíamos realmente cuál sería el resultado después de hornearla. Y tal vez piensen ¿cómo podemos hacer algo que no sabíamos cómo iba a ser? ¡Fácil! Siguiendo los pasos de Arguiñano.

Hay amantes de los huevos y luego están los amantes de las yemas. Los verdaderos devotos del huevo disfrutan de la tarta de yema tostada y crema pastelera, clafoutis, flan, cannelés, bollos de crema y arroz con leche, es decir, disfrutan los dulces que dependen de la riqueza única de las yemas de huevo para dar color, sabor y textura.

Si eso te suena, compra una docena de camino a casa y prepara la nueva receta de tarta de yemas tostada y crema pastelera de Arguiñano.

CÓMO HACERLA

Es un gran cojín de postre, rebosante y alegre, como un pastel de queso más ligero y discreto o el centro de un muy buen éclair. Cuando sale del horno, todavía está temblando en el centro, lo que significa que puedes cantar poniéndote nervioso con él si eres del tipo que da una serenata a tu postre.

cómo hacer la tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano
cómo hacer la tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano

Y si bien se le ha nombrado formalmente tarta, es esencialmente un budín horneado gigante: la crema pastelera, espesada con yemas de huevo tostadas se hace en la estufa, luego se transfiere a un molde para pasteles azucarado y se envía al horno hasta que esté lo suficientemente firme como para rebanada.

La tarta terminada sabe a crème brûlée después de que la parte superior del azúcar que se rompió se volcó en el medio: caramelo lechoso, azúcar quemada. Pero en esta receta, no es necesario que sirvas la crema pastelera en moldes individuales.

Ingredientes:

Para la tarta necesitas:

  • Azúcar
  • 200 g de pasta quebrada
  • Grosellas
  • Hojas de menta
  • Frambuesas

Para la crema pastelera:

  • 350 ml de leche
  • 100 g de azúcar
  • 3 yemas
  • 1 huevo
  • Añade 1 cucharada de harina de maíz refinada
  • 1 vaina de vainilla

Yemas tostadas:

  • 160 g de azúcar
  • 120 g de agua
  • 4 huevos
  • 10 g de harina de maíz refinada
  • 45 g de mantequilla
  • Gotas de limón

Almíbar para la tarta

  • 5 cucharadas azúcar
  • Agua
  • 2 palos de canela

Preparación:

  • Lo primero que debes hacer es estirar la pasta quebrada, puede ser con rodillo o una botella o cualquier herramienta con la que puedas estirar.
  • Cubre el molde para tarta de horno con un fondo desmontable, preferiblemente.
  • Con un tenedor, abre pequeños agujeros en la superficie y ponla a hornear a 180°C por unos 10 o 12 minutos.
  • Ponla a enfriar y reserva.
  • Para hacer la crema pastelera debes poner a calentar en un recipiente (olla / cazuela) 300 ml de leche y guarda el resto (la necesitarás más adelante), agrega también la vaina de la vainilla, no sin antes abrirla en el centro con ayuda de un cuchillo.
  • En otro recipiente de vidrio o plástico coloca harina de maíz, azúcar, y la leche que había quedado. Mezcla todo muy bien.
  • Cuando tengas esta preparación lista,  coloca 3 yemas de huevo y sin dejar de batir haz que quede una mezcla tipo papilla, bastante homogénea. Esa es la textura que debe tener al momento, debes batir constantemente para que la mezcla no se rompa.
  • Ahora, vierte solo un poco de leche caliente y sigue revolviendo.
  • Toda la preparación, llévala a la cazuela y cocina los ingredientes a fuego muy lento hasta que tome espesor.
  • Pasa esta crema pastelera a otro recipiente limpio y seco y cúbrelo con papel alimentario o film de cocina, hasta que se enfrié. Reserva.
Tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano
Tarta de yema tostada y crema pastelera de Arguiñano

UNOS PASOS MÁS

  • Para la crema de yema tostada de la tarta debes colocar harina de maíz, azúcar, y agua en un recipiente y mezclar todo muy bien.
  • Ahora debes colocar la mezcla en una olla y poner a cocinar a fuego medio/lento.
  • No dejes de remover hasta que espese o se cortará.
  • Cuando tome espesor, retira del fuego y agrega la mantequilla, también unas gotas de zumo de limón, revuelve para que se compacte.
  • También pasa la preparación a un recipiente limpio y seco cubre con papel alimentario y reserva en reposo para que se enfríe.
  • Ahora debes cubrir la tarta que habías horneado previamente con la crema pastelera que recién preparaste, y por encima añade la crema de yema y extiende con una espátula.
  • Espolvorea suficiente azúcar en grano y trata de quemarla con un soplete de cocina o la herramienta que tengas en casa. Hazlo hasta que estén bien caramelizada.
  • Puedes decorar esta tarda de yema tostada con crema pastelera con algunos frutos rojos como frambuesas, también usa grosellas y hojas de menta para un sabor más refrescante.

Siempre que hagas este tipo de postres debes recordar que puedes dejar las claras en un recipiente y aprovecharlas para hacer otras preparaciones.