Quantcast

Carcedo lamenta las «descalificaciones groseras» de PP y Vox a la ley de la eutanasia

La exministra socialista de Sanidad e impulsora de la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia, María Luisa Carcedo, ha lamentado que los dos únicos partidos en contra de esta norma, PP y Vox, realicen «descalificaciones groseras» contra ella cuando, según ha indicado, es una ley «humana» y «pensada para el sufrimiento humano».

En una entrevista concedida a RNE, Carcedo ha sido preguntada por las críticas de ‘populares’ y Vox a este texto durante la Comisión de Justicia de este jueves, en donde se aprobó el dictamen de la ponencia de esta ley, que la próxima semana se lleva a votación al Pleno.

La diputada del PSOE ha criticado que los de Casado y Abascal califiquen esta norma como «inconstitucional» cuando «no son quién» para decirlo, sino el Tribunal correspondiente. Además, lamenta que hayan utilizado «otras muchas descalificaciones groseras y feas» para una ley que, a su juicio, es «tan humana» y «tan pensada para el sufrimiento humano» y «para las personas que lo padecen» y las familias que «sufren» viendo a sus familiares así. «Me molesta un poco», ha reconocido.

También ha criticado que, por parte del PP, el encargado de hacer estas afirmaciones sea el diputado Ignacio Echániz, quien, según ha explicado, fue «líder de los recortes en la etapa de Cospedal en Castilla-La Mancha» y en el PP que realizó recortes «en servicios públicos, en Sanidad, Dependencia y servicios sociales». «Da un poco de dolor tener que escuchar que no hay paliativos ni ayudas a la dependencia. Hay que decirle, explíquemelo usted por qué llegamos a esta situación», ha señalado.

Carcedo ha asegurado que está «satisfecha» con el resultado de la norma, especialmente con la «buena participación» del resto de grupos parlamentarios que, según ha indicado, han trabajado de forma «muy activa» y muy «proacuerdo» para mejorarlo.

El resultado final, ha indicado es una norma «garantista» que, cree, ha quedado «bastante redonda». A su juicio, es posible que del Senado pase directamente al Boletín Oficial del Estado (BOE), aunque no ha descartado que aún se hagan modificaciones en la Cámara Alta.

Sobre las voces que dicen que esta iniciativa no es una demanda social, Carcedo ha señalado que existen encuestas y, en todas, el apoyo a una regulación de la eutanasia está en torno al 80%. En este sentido, reconoce que los porcentajes bajan cuando se perfilan personas con ciertas ideologías o creencias religiosas (dice que en el caso de los cristianos católicos el apoyo es de n 66%), pero aumenta en otros sectores (el 97% de los ateos dice estar a favor). «El sentir es contundente», ha concluido.