Quantcast

Aragonès lamenta la «tragedia» de Badalona y promete reubicaciones en las «próximas semanas»

El presidente de la Generalitat catalana en funciones, Pere Aragonès, ha lamentado este jueves la «tragedia» ocurrida en el incendio en una nave abandonada en Badalona (Barcelona), y que ha dejado al menos dos muertos y 17 personas heridas, dos en estado crítico y cuatro de carácter grave.

En declaraciones a TVE, Aragonès ha asegurado que los afectados, personas con un «alto nivel de vulnerabilidad», serán reubicados «en las próximas semanas». «Serán acogidas y tendrán los servicios sociales y de vivienda a su disposición, como no podría ser de otra manera», ha señalado.

El dirigente catalán, desplazado hasta el lugar del incendio, ha explicado que al tratarse de una «nave ocupada y no una vivienda» sobre la que hubiese una cobertura legal, no ha podido conseguirse una cifra exacta del número de personas que había en el interior en el momento del fuego.

Con todo, las estimaciones sitúan la cifra entre 70 y 150 personas, muchas de las cuales, al encontrase en «situación irregular desde el punto de vista administrativo», abandonaron el lugar sin recibir atención por parte de los servicios médicos.

«Es una situación preocupante, y se ha producido una tragedia encima de la miseria económica en que muchas de las personas se encontraban», ha lamentado el presidente autonómico, que ha apuntado que los técnicos tratan en este momento de entrar para ver si pueden rescatar a más personas atrapadas.

Precisamente, el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Sàmper, ha informado de que el incendio de la nave está controlado, se desconocen las causas y los técnicos del Ayuntamiento están analizando si se puede entrar, ya que hay riesgo de hundimiento.