Quantcast

Holanda investiga al delegado de UBS por un caso de blanqueo de capitales

El Tribunal de Apelaciones de La Haya ha decidido encausar a Ralph Hamers, ex consejero delegado del banco holandés ING y actual máximo ejecutivo del banco suizo UBS, por su responsabilidad en las deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales detectadas en la entidad naranja y por las que ING pactó en 2018 abonar 775 millones para zanjar las investigaciones.

La Corte holandesa ha determinado este miércoles no reabrir el caso contra el banco holandés, pero sí ha decidido en cambio investigar el papel desempeñado por Hamers, consejero delegado de ING entre 2013 y junio de 2020, en relación con las deficiencias detectadas en la lucha contra el lavado de dinero entre 2010 y 2016.

«Acogemos con satisfacción la sentencia sobre ING pero lamentamos la decisión de ordenar el procesamiento de nuestro ex consejero delegado, que va en contra de la apreciación de los fiscales de que, con base en la investigación, no hay fundamento para un caso contra empleados o exempleados de ING», ha señalado la entidad holandesa.

En este sentido, ING ha subrayado que, si bien la decisión del Tribunal de Apelaciones de La Haya supone que no habrá más acciones dentro de este procedimiento contra la entidad, esta insistirá en su esfuerzo para mejorar la gestión de los riesgos de cumplimiento e incorporar una mayor conciencia en toda la organización.

De su lado, UBS «toma nota» de la decisión del tribunal holandés de ordenar al fiscal que inicie una investigación de Ralph Hamers, en su calidad de ex consejero delegado de ING, subrayando que «tiene plena confianza en la capacidad de Ralph Hamers para dirigir UBS».

En septiembre de 2018, el grupo ING llegó a un acuerdo con la Fiscalía de Países Bajos para abonar 775 millones de euros a cambio de zanjar las investigaciones relacionadas con las deficiencias en la prevención de lavado de dinero y prácticas corruptas en su filial holandesa, ING Netherlands, entre 2010 y 2016.

El acuerdo alcanzado con las autoridades holandesas supone el pago de una multa de 675 millones de euros como reflejo de «la gravedad, alcance y duración de las deficiencias detectadas», así como de otros 100 millones de euros en concepto de restitución por el menor gasto implementado en personal y procesos por parte de ING Netherlands durante el periodo examinado.

Hamers se convirtió el pasado mes de noviembre en el nuevo consejero delegado del banco suizo UBS en sustitución de Sergio P. Ermotti, tras haber dirigido ING desde octubre de 2013. De su lado, Steven van Rijswijk, un veterano de la entidad holandesa, asumió desde el pasado 1 de julio, las riendas del banco naranja.