Quantcast

Sergi Doria reúne crónicas de los años 30 centradas en la mujer en un libro

El escritor y periodista Sergi Doria reúne una treintena de crónicas de los años 30 centradas en la mujer de la época en su libro ‘Mujeres en primera plana’ (Edhasa), ha explicado el autor en una entrevista de Europa Press.

Rosa María Arquimbau, Magda Donato –pseudónimo de Carmen Eva Nelken–, Luisa Carnés, Josefina Carabias e Irene Falcón son algunas de las mujeres que firman los artículos que reúne el libro, aunque incluye también muchos otros escritos por hombres, centrados todos ellos en la mujer a nivel temático.

A su vez, la pianista Alicia de Larrocha, la doctora María del Monte y la política Dolores Ibárruri son algunas de las mujeres en las que se centran los artículos, que aparecieron en revistas y publicaciones como ‘Estampa’, ‘Crónica’ y ‘Ahora’.

Doria ha considerado que los años 30 fueron una muy buena época para el periodismo, así como para la liberación de la mujer, puesto que «se dio carácter de ley a lo que ya sucedía en las calles», en un proceso que se había iniciado en los años 20.

El libro está dividido en cuatro partes: una dedicada a la mujer que accede a derechos, otra a la mujer que triunfa profesionalmente, otra a la mujer que triunfa en el deporte y una última parte dedicada a «las sombras de la época».

«Hay tres partes muy positivas, pero la última es un contrapunto», ha explicado, y ha añadido que incluye historias como la del asesinato de Hildegart Rodríguez que, a su juicio, simboliza lo que sucede cuando el feminismo se convierte en dogma.

El libro es un homenaje a sus abuelas, que vivieron esa época, y «una reivindicación de la realidad», porque, según ha explicado Doria, en él aparecen historias que son tan interesantes que podrían parecer de ficción.

Su anterior libro fue una antología de cronistas de los años 30, que, según ha explicado, tuvo muy buena acogida, por lo que decidió dedicar otro libro a la misma época en el que las protagonistas fueran las mujeres.

Doria defiende que «el feminismo no debe ser ni de izquierdas ni de derechas«, y remarca en el libro que una de las mujeres que hizo más por el voto femenino fue una mujer de centroderecha, Clara Campoamor.

A su parecer, que el feminismo se politice, como a su juicio está ocurriendo ahora, es algo que perjudica al movimiento.