Quantcast

Cómo fortalecer el sistema inmunológico en invierno

El sistema inmunológico es el primero en «detectar» la llegada del invierno, pues si se está débil tiende a ser blanco fácil para los virus, hongos y bacterias. Por ello es tan importante una alimentación balanceada, consumo de vitaminas y mantenerse activo a través del deporte.

Si bien la llegada del invierno representa preocupación tanto para pequeños y grandes, lo más adecuado es estar preparado.

Muchas veces el tema de la alimentación , estrés, cero actividad física y una vida relativamente acelerada, puede disminuir las defensas y convertir al sistema inmunológico es una fina capa de hielo. Es decir, lo hace débil ante los constantes cambios de temperatura y por ende incrementa el riesgo de resfriados e incluso problemas respiratorios.

El sistema inmunológico es la barrera de defensa de todo el cuerpo y si está en óptimas condiciones, puede hacer frente a todos aquellos organismos infecciosos que se desarrollan con la llegada del invierno.

Sistema inmunológico débil en invierno ¿a qué se enfrenta ?

Sistema inmunológico débil en invierno ¿a qué se enfrenta ?

Durante la temporada fría suelen desarrollarse las enfermedades de tipo respiratorio , esto debido a las bajas temperaturas, humedad por el encierro, mayor cercanía física y falta de ventilación.

Le puede interesar: CÓMO HACER UN SUERO FISIOLÓGICO CASERO

En su mayoría los más afectados son los niños, pues son los que atrapan más rápido las enfermedades y los adultos mayores. Todo por un pequeño sistema inmunológico débil que está expuesto a las siguientes complicaciones:

Resfriado

El resfriado es la enfermedad más común durante el invierno. Los síntomas son la congestión nasal, tos, estornudos, dolor de garganta y algunas veces fiebre alta. Su duración puede ser de 3 a 5 días y el tratamiento es tomar analgésico y permanecer en reposo.

Gripe o Influenza

La gripe es similar al resfrío, pero tiene una intensidad mayor. Este malestar ocasiona fiebre de altas temperaturas, dolor de cabeza, dolor muscular, agotamiento, dolor de garganta y disminución del apetito. Tal es el malestar que ocasiona que las personas se mantengan en cama prácticamente todo un día.

Para combatir la gripe debes mantener reposo y tomar mucho líquido. El reposo ayudará en el alivio general. En caso de dolor de cabeza severo , se debe tomar analgésico siempre y cuando el médico tratante lo avale.

Enfermedades graves que atacan el sistema inmunológico

Enfermedades graves que atacan el sistema inmunológico

En cuanto a las enfermedades más graves y complejas que pueden atacar el sistema inmunológico durante el invierno, están las siguientes:

Faringitis: es la inflación de la faringe o la garganta y produce un fuerte dolor en la zona. Esta enfermedad ocasiona hinchazón y enrojecimiento en la faringe, además de fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos del cuello, dolor de cabeza y dolor muscular.

Bronquitis: es una inflamación de la pared interna de los bronquios, y suele ocasionar tos incesante, fiebre, cansancio, dolor en el pecho y dificultad para respirar. Esta enfermedad muchas veces requiere ingerir antibióticos y nebulizaciones.

Neumonía: se trata de una inflamación total o parcial del pulmón causada por una infección viral o bacteriana. Se dice que el 40% de las veces la neumonía tiene orígen desconocido, pero es una infección particular del invierno. Ocasiona fiebre, tos con flema, dolor al respirar y malestar general.

Esta enfermedad se trata con antibióticos y cuando hay complicaciones se requiere hospitalización.

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades?

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico y evitar enfermedades?

Para evitar pasar el invierno en una cama, a continuación te mostraré como fortalecer el sistema inmunológico y lo mejor de todo es que es super sencillo.

  • Alimentación balanceada

Una buena y saludable diete es necesaria para mantener fuerte el sistema inmunológico. Debes comer frutas, verduras, hortalizas y mucha agua. Recuerda que no hay fuente de nutriente que más ayude al organismo que la alimentación balanceada.

  • Consumo de vitaminas

No es secreto que consumir vitaminas fortalece y mantiene saludable tu cuerpo. Las vitaminas A, C y las pertenecientes al grupo B, así como el hierro y el zinc. En esta lista entran los alimentos tales como los vegetales, frutas cítricas, zanahoria y mango. Además de las carnes, pescado y frutos rojos.

  • Probióticos

Son todos aquellos que ayudan y fortalecen el sistema intestinal. Aquí entran los yogures, leche, frutos secos y cereales.

  • Actividad física

Una alimentación balanceada, el consumo de vitaminas, la ingesta de agua más el ejercicio físico, funcionarán para blindar tu sistema inmunológico. Ayuda a mantener el peso, es un buen método para bajar el estrés, ayuda a tu estado de ánimo y disminuye la ansiedad. No es necesario pasar 4 o 5 horas, con 30 minutos al día es más que suficiente.

  • Dormir

Por último pero no menos importante, tomar un buen descanso. Dormir ocho horas al día o al menos intentarlo, es un plus para complementar la alimentación y la actividad física. El cuerpo descasa, se regenera y cumple sus funciones perfectamente, sin olvidar que todo el buen funcionamiento mantiene blindado al sistema inmunológico.

  • Cero alcohol

Si fumas y bebes, déjame decirte que no funcionan para hacerle frente a un resfriado. Pues es precisamente el alcohol y el cigarro lo que no te ayuda durante un malestar, de hecho disminuye las defensas. Por ello evita en lo posible para mantenerte óptimo durante el invierno.