Quantcast

Por qué tu iPhone 6, 6S y 6S Plus te va a «regalar» 189 euros

La marca tecnológica de la manzana mordida con sede en Cupertino, Apple, se ha convertido en un referente mundial. Cada uno de sus lanzamientos paralizan el mundo de la tecnología y principalmente los teléfonos móviles. Hace poco han salido al mercado los nuevos modelos de iPhone, el 12, el 12 Mini, el 12 Pro y el 12 Pro Max. Cada vez que salen a la venta nuevos móviles y nuevos sistemas operativos, uno de los modelos antiguos queda «obsoleto», es decir, que no acepta el nuevo sistema operativo y se queda anclado en una versión. Realmente no es algo que nos obligue a cambiar de móvil, ya que podría seguir utilizándose bastante tiempo, pero en esta ecuación entra en juego la conocida obsolescencia programada y las malas prácticas. Por ello, vamos a ver por qué tu iPhone 6, 6S y 6S Plus te va a «regalar» 189 euros.

La marca creada por Steve Jobs y Steve Wozniak allá por los años 70 se ha visto acusada en estos últimos años varias veces por temas relacionados con la obsolescencia programada y malas prácticas para que sus clientes comprasen sus nuevos terminales móviles. Estar en la cúspide hace que te lluevan críticas por todos lados, y Apple está en lo más alto.

Veamos qué es la obsolescencia programada y el problema con los iPhone 6:

Compensación económica para los usuarios

El iPhone 6, motivo de especulación

La OCU se basa en que «la base legal de la acción son las prácticas comerciales injustas, engañosas y agresivas. OCU considera que Apple ha actuado de manera ilegal: ha ocultado información a los usuarios, vulnerando así la Ley de Competencia Desleal y la Ley General de Consumo, pues la información es un derecho básico de los consumidores y usuarios».

Lo que se pide es compensar a los usuarios no solo por el perjuicio económico sino también por daños morales, ya que la bajada de rendimiento de sus dispositivos hizo que se vieran frustradas sus expectativas y su grado de satisfacción con la marca. Esa compensación solicitada es de entre 99 y 189 euros, cifra basada en la suma del importe de la batería (entre 29 y 89 euros, según si el usuario se acogió o no al plan de reemplazo), más un 10% del precio de compra del móvil (entre 699 y 999 euros, según el modelo, capacidad, etc.).