Quantcast

Mini préstamos para hacer frente a momentos de escasez de liquidez

Los mini préstamos son un producto financiero que ayuda a las personas o a las familias en momentos en los que hace falta tener liquidez para solventar algún gasto de última hora. Son fáciles de contratar y seguros, siempre y cuando se hagan con empresas que cumplan la legalidad e informen claramente de sus condiciones.

A veces llegan momentos en los que se suman varios gastos imprevistos y de golpe la economía familiar o personal se queda tambaleante. Sabemos que el dinero volverá en breve, en cuanto se vuelva a cobrar la nómina, pensión o facturas que se deben, pero mientras tanto hace falta seguir adelante o pagar servicios. Contar con la posibilidad de solicitar un minicrédito rápido de forma online es una forma de asegurar liquidez y no ir con el agua al cuello.

Es importante que la economía doméstica se lleve de forma rutinaria y se tengan presentes los ingresos que se generan y los gastos necesarios para que el día a día sea más sencillo. Una buena manera de tener control sobre la economía diaria es contar con unas cantidades fijas de gasto que no se deben rebasar, y a su vez, intentar ahorrar una parte de los ingresos mensuales para poder hacer frente a gastos de última hora, o a problemas puntuales de liquidez.

A veces no es posible tener ahorros a mano para pequeñas contingencias que se producen en el día a día, y es en esos momentos en los que hace falta liquidez inmediata donde es posible contar con una solución a medida y rápida como es un mini préstamo. Este tipo de producto financiero se contrata a través de internet, de forma online, y es la forma más sencilla de solventar la necesidad de dinero rápido por algún asunto de última hora.

¿Qué es un mini crédito?

Para conocer más lo que es un mini crédito es importante tener claro que estos préstamos se conceden directamente, sin períodos de espera y permiten al consumidor decidir qué cantidad pide prestada, cuántas cuotas de devolución pagará y durante cuánto tiempo, y por supuesto los intereses que se pagarán por ese dinero prestado.

Cuando se pide un mini crédito online se ahorran muchos pasos que sí son requeridos cuando se solicita un crédito personal en el banco. En la mayor parte de los casos se conceden de forma rápida, puesto que es lo que el cliente necesita, una provisión urgente de fondos.

Entre los requisitos para solicitar un mini préstamo online hay que ser mayor de edad, demostrar algún ingreso, o solvencia económica, avales y por supuesto no formar parte de ningún fichero de morosos.

Una vez se solicita el crédito y se envía la documentación requerida, la empresa financiera suele responder en un intervalo de entre 10 o 15 minutos, una vez hayan comprobado los comprobantes de ingresos y que no se es moroso.

A partir de ese momento que se conceda el crédito, en cuestión de minutos y siempre y cuando se esté de acuerdo con las cláusulas de devolución, intereses, etc. se procederá a ingresar en la cuenta habilitada la cantidad de dinero solicitada.

Buscar empresas financieras fiables y claras

Es importante saber con qué tipo de financiera se está tratando, y para ello es imprescindible conocer una serie de requisitos que las empresas fiables deben cumplir. Entre ellos, es fundamental que la financiera cuente con el sello AEMIP (Asociación Española de Micropréstamos), que avala que es legal y con permiso para operar en España. Además, su página web debe contar con el protocolo de seguridad https, es decir que tienen un certificado de seguridad de alto cifrado de datos personales. Igualmente importante es saber que no se debe adelantar dinero del pago. Si se pide que se pague por un servicio, entonces tendrá que ser con una factura por delante.