Quantcast

Regresa a Ferrol el buque ‘Patiño’ tras un despliegue de dos meses

El Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) ‘Patiño’ de la Armada Española ha finalizado en la mañana de este miércoles un despliegue que desarrolló en los dos últimos meses con la agrupación permanente de la OTAN Número 2 (SNMG-2) en aguas del Mar Mediterráneo, tras haber atracado en uno de los muelles de Navantia Ferrol.

El acto de recibimiento ha sido presidido por el comandante de la 31ª Escuadrilla de Superficie, el capitán de navío Santiago Vila Barrón, que tras el atraque del buque ha embarcado brevemente para dirigir unas palabras a su dotación.

A lo largo de su despliegue, el buque con base en Ferrol ha tomado parte en los ejercicios ‘Dynamic Mariner 20’, organizados por Francia, ‘Dynamic Guard 20’ organizados por España y ‘Mavi Balina 20’, por Turquía, así como en ejercicios de oportunidad (PASSEX) con diversas unidades griegas, alemanas, italianas, turcas y de Reino Unido.

APROVISIONAMIENTOS

El buque ha completado un total de 20 aprovisionamientos de combustible en la mar, así como una descarga de sólidos en el que proporcionó dos toneladas de víveres congelados a la fragata ‘Álvaro de Bazán’. También ha perfeccionado misiones logísticas y de tiro de precisión con el helicóptero de la Quinta Escuadrilla de Aeronaves de la Armada ‘Morsa 14’ embarcado.

Además, el’Patiño’ ha contado durante todo el despliegue con la presencia de un Equipo Operativo de Seguridad (EOS) perteneciente al Tercio Sur de Infantería de Marina.

El barco militar ha navegado unas 11.000 millas náuticas, y ha efectuado siete escalas durante estos dos meses: en la Base Naval de Rota (España), Base Naval de Toulón (Francia), Estación Naval de Mahón (España), Base Naval de Cartagena (España), Base Naval de Aksaz (Turquía), Base Naval de Souda Bay (Isla de Creta, Grecia) y Puerto de Catania (Isla de Sicilia, Italia).

COVID-19

Además, debido a las rigurosas condiciones que impone el COVID-19, la dotación y fuerzas embarcadas del ‘Patiño’ no han podido salir a tierra más allá de algunos lugares aislados que las bases navales visitadas han puesto a su disposición.

En la medida de lo posible se ha fomentado el ocio a bordo con la celebración de actividades culinarias, concursos y competiciones deportivas, proyección de partidos de fútbol, así como la solicitud de zonas limitadas para prácticas deportivas en puerto.