Quantcast

Qué es la artrosis

La artrosis se considera una patología reumática que lesiona por completo los cartílagos articulares. Las articulaciones son algunos de los componentes que conforman el esqueleto humano, que permite los movimientos. Por tanto, la autonomía funcional está formada por la unión de huesos mediante la cápsula articular.

En el interior de las misma existen por lo general, un fluido que tiene como nombre líquido sinovial. La cual este es producido por la membrana sinovial, donde los extremos óseos que están unidos para la formación de las articulaciones. Están completamente recubiertos por el cartílago articular.  

Cuando algunos de estos cartílagos sufren alguna lesión, se genera dolor, rigidez y sobre todo incapacidad funcional. Comúnmente la artrosis se encuentra en la columna cervical y lumbar de los seres humanos, algunas de las veces también se pueden localizar en los hombros y los dedos de las manos.  En las caderas, rodillas y rara vez en la articulación del dedo gordo del pie.

Síntomas

síntomas

Es muy importante saber identificar los síntomas de la artrosis, sobre saber diferenciarla de la artritis. Ya que esta es la que genera la inflamación, siendo causante de la enfermedad y en la artrosis es el desgaste de las articulaciones. Las dos son enfermedades que generan dolor, en algunas ocasiones hinchazón en la parte donde se encuentra la molestia.

Genera rigidez, pero en cambio con la artrosis el dolor provocado es de tipo mecánico. Es decir, se va desencadenando con los movimientos y mejora con los reposos. Esto quiere decir que para mejorar de esta enfermedad se recomienda hacerle movimiento en la parte afectada pero no tan brusco, y después realizarle el reposo necesario para su recuperación.

Origen de la artrosis

origen de la artrosis

Este tipo de enfermedad reumática no son hereditarias, pero tiene un gran componente de riesgo genético. En conjunto con otros factores, puede generar que esta enfermedad aparezca con mayor frecuencia en las personas que tienen antecedentes familiares de la artrosis.

Es muy importante estar informado sobre esta información y estar claro que los factores de riesgo como la obesidad, la falta de ejercicios físicos. Todas las alteraciones en la postura provocan el desarrollo de la enfermedad y para modificarla depende del alcance de las mismas personas. Tanto para prevenirla como para retrasar todos los síntomas para favorecer el tratamiento.  

Prevalencia de la artrosis en España

prevalencia en España

En España, la artrosis afecta a más del 10% de toda la población general. Siendo esta cifra casi la cuarta parte de las personas atendidas en las diferentes consultas con los reumatólogos. Según los estudios realizados por la EPISER en el año 2016 de la sociedad española de reumatología, las artrosis sintomáticas de rodilla han tenido una prevalencia en España de 13,87%.

Con la artrosis de mano con un porcentaje de 7,73%. Además, otros estudios realizados han arrojado que alrededor de la mitad de la población adulta de más de los 50 años de edad. Han mostrados síntomas de artrosis de rodilla, aunque esta sea más frecuente en mujeres sobre todo aquellas que tienen más de 55 años de edad.

Tipos de artrosis según la zona afectada

tipos de artrosis

Los tipos de artrosis dependiendo de la zona afectada en los seres humanos, se pueden mencionar las siguientes:

  • Artrosis de cadera

La artrosis en las caderas se refiere al desgaste de los cartílagos de esta articulación. Este tipo de enfermedad es muy frecuente, pero no tanto como la de rodilla o de las manos. Esta puede aparecer en las personas antes de los 50 años de edad. Uno de los síntomas es el dolor, aunque también puede aparecer rigidez y deterioro de la movilidad de la misma. El dolor de este tipo de artrosis se localiza en la ingle.

  • Artrosis cervical

Este tipo de artrosis se produce cuando las personas sufren alguna lesión o degenera el cartílago de todas las articulaciones de la columna cervical. Este tipo de enfermedad es muy frecuente en las personas mayores de 50 años de edad.  Uno de los síntomas más comunes es el dolor del cuello, que se puede detectar con los movimientos.

  • Artrosis lumbares

Este tipo de enfermedad se produce cuando se sufre una lesión o se desgasta el cartílago de las articulaciones de la columna lumbar. Esta está compuesta por cincos vértebras que están localizada en la espalda, entre las costillas y la pelvis. Los síntomas más comunes para detectar este tipo de artrosis son el dolor, la rigidez y la poca limitación para realizar cualquier movimiento.

  • Artrosis de mano

Se produce por los desgastes de los cartílagos de las articulaciones de las manos. Esta suele generar mucho dolor, rigidez y dificultad a la hora de realizar movimiento en los dedos. Este tipo de enfermedad generalmente comienza entre los 40 y 50 años, siendo más frecuente en mujeres, aunque este tipo de artrosis puede presentarse en ambos sexos.

  • Artrosis de rodilla

Las articulaciones de las rodillas la conforman el fémur, la tibia y el peroné. Este tipo de artrosis se caracteriza por el deterioro que genera el cartílago, provocando que se genere dolor con la actividad física, problemas para caminar y permanecer de pie. Esta enfermedad aparece en las personas antes de los 50 años de edad.

Prevención de esta enfermedad

como prevenirla

Una de las principales medidas que se tienen que tener en cuenta, para evitar la aparición de la artrosis es tener una dieta sana y equilibrada. Hacer ejercicios físicos de una forma habitual, actividades que sean acordes con la edad y sobre todo con el estado físico de la persona. Uno de los más importante evitar la obesidad.

También se recomienda eliminar por completo el esfuerzo físico, como cargar objetos que sean además de pesados. Muchos de los expertos hacen énfasis en no practicar deportes de contacto, ya que no son muy buenos para las personas que padecen de esta enfermedad. Además de las personas que sufren de tipo de enfermedad deben de evitar los movimientos bruscos que ocasionan dolor.