Quantcast

El 28,8% de los autónomos tendrá pérdidas superiores a 30.000 euros

El 28,8% de los trabajadores por cuenta propia asegura que sus pérdidas serán superiores a los 30.000 euros este año por la pandemia, según se desprende ‘Barómetro Situación Autónomos Noviembre 2020’ realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Asimismo, según ATA, los autónomos estiman que la pérdida conjunta de este año superará los 60.000 millones de euros. La caída se centrará, sobre todo, en el sector de los eventos, ocio (ocio infantil, nocturno, cultura y espectáculos) y en el comercio.

En el caso del 56,6% de los autónomos que creen que su facturación se reducirá este año, el descenso será superior al 60% en comparación con hace un año, mientras que sólo el 2,6% dice que a finales de este año habrá facturado más que en 2019.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, cree que «se avecina un desastre para autónomos, empresas y trabajadores si no se acompaña de un plan urgente de medidas económicas».

«2020 ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se va a recuperar y en ocasiones tener que echar el cierre en la ruina más absoluta», ha resaltado.

Por ello, ve «urgente» que se establezca «desde ya» un plan de emergencia que prorrogue las ayudas existentes hasta el 31 de mayo de 2021, facilite la liquidez e impulse el consumo y la demanda con el fin de amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas y autónomos y por ende la destrucción de empleo.

Del estudio del mes de noviembre se desprende que tres de cada cuatro autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio. De hecho, el 19,3% de los encuestados (620.000) ha apuntado que en estos momentos tiene sus negocios o actividades cerradas. Además, el 4,1% asegura que su negocio lleva cerrado desde el mes de marzo.

En el lado opuesto, se encuentran el 56,6% de los encuestados que, aunque han abierto, se encuentran funcionando al 17,6%. En estos momentos, solo el 15,7% de los encuestados ha afirmado que está abierto y funcionando con total normalidad. Por el contrario, un 3% ha reconocido que está funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

En comparación con 2019, casi el 85% de los encuestados ha subrayado que su facturación se ha visto reducida respecto al año anterior y que la caída ha sido superior al 60%, mientras que un 9,7% se ha mantenido y un 3,2% ha mejorado.

Respecto a este último caso, el incremento de los ingresos ha sido para el 61,2% de los encuestados de entre un 10% y un 20% de su facturación con respecto a la del año anterior. Además, un 16,7% del 3,2% de los autónomos que afirman que su situación ha mejorado, dicen que su facturación se ha incrementado en más de un 60%.

Caída de ingresos de más del 60%

Por el contrario, entre los que dicen que sus ingresos han mermado este año, un 6,4% apunta que no está ingresando nada. Según ATA, 1,7 millones de autónomos afirman que sus ingresos han caído más de un 60%.

El barómetro también apunta que la morosidad «sigue siendo un problema importante para muchos autónomos». De hecho, en estos momentos, el 34,3% afirma sufrirla. El 4,9% la sufre por parte de las entidades públicas, el 17,7% por parte de las privadas y el 11,7% por parte de ambas entidades (pública y privada).

Preguntados sobre las medidas tomadas para hacer frente al impacto de la pandemia, ATA ha constatado que unos 500.000 trabajadores por cuenta propia han solicitado el cese de actividad desde el 1 de octubre (16,4%).

También, casi el 74% de los encuestados ha remarcado que es imprescindible la puesta en marcha del cese de actividad, tanto ordinario como extraordinario, para poder seguir con su negocio. Tan solo un 17,6% no ve necesario acceder a ninguna prestación para continuar con su actividad.

El estudio subraya también que el 42,8% de los autónomos ha solicitado algún tipo de financiación, ya sea a través de las líneas de crédito ICO o a través de una entidad privada.