Quantcast

Los riesgos que nadie ve de no comer carne

En los últimos, y muy especialmente entre las nuevas generaciones, ha aumentado de forma notable tanto la sensibilidad medioambiental y ecológica como el respeto a los animales. Ambos principios gozan de un gran prestigio cultural y han suscitado movilizaciones movilizaciones en todo el mundo en defensa del planeta Tierra. Uno de los pilares de este movimiento ético y social es la crítica al consumo de carne, tanto por su elevado coste ambiental como el sufrimiento que se inflinge a los animales para conseguirla. 

El vegetarianismo, y también el veganismo, van ganando posiciones como alternativas éticas de consumo, muy especialmente entre los más jóvenes. Y no hay duda de que lo son, pero es también necesario prestar atención a las repercusiones que ese tipo de dieta pueda tener en nuestra salud. Siempre se ha hablado del déficit de vitaminas en el organismo que tienen las personas que se alimentan sin carne. Ahora, nuevos estudios indican que podrían ser más las consecuencias negativas de eliminar la carne de nuestra dieta.

Minerales en los huesos

carne

En la prestigiosa revista médica, BMC Medicine, acaba de publicarse un ambicioso y riguroso estudio sobre el tema con el título “Vegetarian and vegan diets and risks of total and site-specific fractures: results from the prospective EPIC-Oxford study”. Tras analizar muchos datos, los científicos concluyen que los veganos y los vegetarianos tienen probabilidades más altas de sufrir una fractura en sus huesos. 

Las fracturas de huesos son muy frecuentes entre los adultos y las personas de mayor edad. No obstante, entre los veganos y vegetarianos la posibilidad es aún mayor, pues disponen de una cantidad más baja de minerales en los huesos. La densidad de los huesos es al fin y al cabo, como se señala en el estudio “una medida de la cantidad de minerales, sobre todo de calcio y de fósforo, contenida en un determinado volumen del hueso”.