Quantcast

AI alerta de que el 48% de mujeres no tiene asistencia contra violencia sexual

Amnistía Internacional ha advertido este lunes, adelantándose a la celebración el 25 de noviembre del Día Internacional contra la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, de que el 48% de las mujeres en España «aún no tienen acceso a una asistencia integral contra la violencia sexual«.

Según señala la organización, «aunque se están dando pasos relevantes» en el país, existen carencia en materia de atención a las mujeres en este sentido. Así, señalan que las víctimas no tienen centros a los que dirigirse y en los que pedir y recibir atención médica, psicológica o asesoramiento legal, si quisieran presentar una denuncia.

Para Amnistía Internacional, la nueva ley de Libertad Sexual que prepara el Gobierno debe ser «una oportunidad para prevenir la violencia sexual, proteger y garantizar los derechos de las mujeres víctimas de este tipo de violencia».

Pero, además, reclama que sea efectiva y, para ellos, creen que «debe ir acompañada de unos presupuestos específicos contra la violencia sexual«. «Hasta ahora, sólo cinco millones de euros aparecen en los Presupuestos Generales expresamente destinados a apoyar a mujeres víctimas de violencia sexual», han lamentado.

Más recursos para la atención integral

La entidad recuerda que hace dos años presentaron un informe —‘Ya es hora de que me creas‘– en el que ya se anunciaba esta falta de recursos para abordar la violencia sexual en España y la desigual atención en las distintas comunidades autónomas.

El documento indicaba que una comunidad autónoma (Principado de Asturias) y un Ayuntamiento (Madrid) cuentan ya con un centro de crisis que atiende de manera integral a las mujeres víctimas de violencia sexual las 24 horas del día, todos los días de la semana, tal y como recomienda el Consejo de Europa.

Además, siete comunidades (Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Castilla León, Comunidad Valenciana, y Murcia) ofrecen asistencia coordinada y permanente para víctimas de violencia de género y violencia sexual; mientras que en Castilla La Mancha y en Euskadi existe un programa de atención psicológica para mujeres víctimas de violencia sexual fuera del ámbito de la pareja.

Cataluña, por su parte, ha creado una unidad contra las agresiones sexuales, además de poner en marcha protocolos de prevención de abuso sexual en programas de educación en tiempo libre y en el transporte público.

Más inversión

«Aunque se ha mejorado la atención a las víctimas de violencia sexual, ésta sigue siendo desigual», ha insistido Amnistía Internacional, que señala que «hay nueve comunidades que aún no han impulsado medidas que protejan de manera integral a las mujeres».

La responsable de relaciones institucionales de Amnistía Internacional, Verónica Barroso, cree que para que la nueva ley se pueda convertir en una herramienta eficaz, «son necesarios presupuestos específicos y suficientes para que las comunidades autónomas puedan poner en marcha recursos para proteger a las mujeres víctimas de violencia sexual».

Por otra parte, la organización indica que hay otros elementos favorables para el avance, como el hecho de que la violencia sexual haya dejado de ser invisible. De hecho, según los datos del Ministerio del Interior, se han registrado 6.139 denuncias por delitos sexuales entre enero y junio de este año, 34 por día.

Es por ello, que consideran la norma del Ejecutivo como «una victoria para las sobrevivientes y para las mujeres activistas y feministas que han reclamado durante años reformas legales, políticas y prácticas«. «Esta ley debe ser una oportunidad para la prevención de la violencia sexual, para la protección de las mujeres que han sufrido una agresión, y para que se garanticen sus derechos», ha señalado Virginia Álvarez.