Quantcast

‘Montaña rusa’ de temperaturas en la primera semana de desescalada en España

Una ‘montaña rusa’ en los termómetros acompañarán esta semana en muchas zonas de España cuando se inicia la primera fase de la desescalada por la crisis del coronavirus, puesto que se esperan bajadas bruscas y subidas notables en las temperaturas hasta el punto de que serán más de 10 grados superiores a lo normal para esta época del año y el fin de semana hará más frío de lo habitual en amplias zonas.

Esta situación se produce después de un ‘veranillo’ en el puente de mayo gracias a la entrada de una masa de aire cálida procedente del norte de África. Los termómetros rebasaron este domingo los 35 grados por primera vez en algunas partes de España en 2020; se trata del noveno año más madrugador en la península en superar ese valor desde 1920.

Los datos de la red de 291 estaciones más fiables de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), a los que tuvo acceso Servimedia, indican que este domingo se llegaron a 35 grados o se superó ese valor en cinco lugares, con 36,0ºC en el aeropuerto de Córdoba; 35,7 en el aeropuerto de Sevilla; 35,4 en Morón de la Frontera (Sevilla); 35,2 en Andújar (Jaén), y 35,0 en el aeropuerto de Granada.

“Mayo ha comenzado con temperaturas muy elevadas para la época del año», apuntó Rubén del Campo, portavoz de la Aemet, quien precisó que el aeropuerto de Córdoba marcó 36,0ºC este domingo 3 de agosto, en lo que es «la fecha más temprana en alcanzar esa temperatura desde hace más de 60 años».

Además, este fin de semana llegaron las primeras noches tropicales del año, es decir, cuando la temperatura mínima no baja de los 20 grados. Este sábado los termómetros se quedaron en 20,1 en el observatorio ubicado en los Jardines de Viveros de Valencia, en lo que fue la noche tropical más madrugadora desde que esta estación comenzara a recopilar datos en 1938.

CAÍDA BRUSCA EL MARTES

Este lunes bajarán las temperaturas en el oeste de la península y subirán en las comunidades cantábricas, donde se superarán los 32 grados, al igual que en el valle del Ebro y el centro y el sur de la península. Zonas del valle del Guadalquivir rebasarán los 35 grados.

Del Campo indicó que la tarde de este lunes será «tormentosa» en el tercio norte peninsular, sobre todo en el norte de Galicia y las regiones cantábricas. «También habrá que prestar atención al mar Cantábrico y su zona litoral, donde es probable que se produzca una galerna, es decir, un cambio brusco de la dirección del viento, que pasaría de soplar del sur al oeste o noroeste, acompañado de rachas fuertes que podrían superar los 50 o los 60 km/h», añadió.

El primer vaivén de la semana en los termómetros llegará este martes, cuando habrá una notable caída térmica en el Cantábrico y ambas mesetas. «El aire cálido se retirará hacia el este y las temperaturas bajarán acusadamente, hasta unos ocho grados», dijo Del Campo.

Los termómetros marcarán más de 30 grados solamente en el interior de Murcia y Valencia, el medio Ebro y puntos de Andalucía oriental.

Este martes lloverá únicamente en el oeste de Galicia y zonas de los Pirineos, sin descartar algún chubasco tormentoso y aislado en otras zonas del norte peninsular.

MIÉRCOLES Y JUEVES, MÁS CALOR

Respecto al miércoles, Del Campo comentó que será «una jornada similar» a la del martes, aunque con temperaturas algo más altas en el centro y el oeste de la península.

Ese día habrá más de 30 grados en zonas del Guadalquivir, Murcia, Zaragoza y el sur de Huesca. La mayor parte de la mitad este de la península estará entre 5 y 10 grados por encima de lo normal.

Del Campo subrayó que el jueves se espera otro ascenso térmico «más acusado», con lo que volverá el calor con termómetros por encima de los 30 grados en «muchas zonas del este, el centro y el sur de la península». Las temperaturas serán entre 5 y 10 grados superiores a las habituales en gran parte del territorio peninsular.

El jueves se espera «algún chaparrón aislado en sistemas montañosos», mientras que en el resto del país continuará el tiempo estable.

VIERNES A DOMINGO, MÁS FRÍO

Este viernes volverán a descender las temperaturas en amplias zonas del interior de la península. Los 30 grados se superarán en la Meseta Sur, el Guadalquivir, Zaragoza y Murcia, en otra jornada relativamente calurosa.

El fin de semana cambiará de nuevo la situación meteorológica, puesto que, según Del Campo, llegarán «varios sistemas frontales sobre todo al tercio norte».

Así, las temperaturas descenderán hasta quedarse en «valores más propios de la época, e incluso pueden quedar algo más frescos en el oeste de la península».

Solamente hará más calor de lo habitual este fin de semana en las provincias mediterráneas y los 30 grados se rebasarán especialmente en Murcia y Valencia. «Llegarán las lluvias al tercio norte, sin descartar que puedan afectar el fin de semana a otras zonas del país», concluyó del Campo.

(SERVIMEDIA)