Quantcast

Clavijo defiende el derecho de Canarias a contar con urgencia con sus recursos para afrontar la crisis económica

El senador reclama al Estado un plan urgente para Canarias para afrontar
una crisis económica “catastrófica”

CC advierte al Gobierno que lo que reclaman las islas “no son
privilegios; son derechos de los canarios”

 

El senador autonómico de CC-PNC, Fernando Clavijo, defendió en la
Comisión General de las Comunidades Autónomas en la Cámara Alta el
derecho de Canarias  a contar con sus recursos y herramientas para
afrontar la crisis económica. Así, trasladó a la ministra de
Administraciones Públicas, Carolina Darias, que las administraciones
canarias puedan utilizar su superávit y sus remanentes, los 1.000
millones del convenio de carreteras, los fondos de políticas activas de
empleo y el cumplimiento del REF y del Estatuto; “todo esto que planteo
no supone un trato de privilegio para las islas. Lo que hoy estoy
trasladando y exigiendo son derechos reconocidos de los canarios; es
poder usar su propio dinero, es poder endeudarnos, es que se le
transfiera lo que ya tiene recogido en los presupuestos, es que se
cumplan sentencias y leyes. Ni más, ni menos”, agregó. “Canarias solo
exige lo que le corresponde por derecho; cumplan con Canarias para que
Canarias pueda seguir sintiéndose parte de este proyecto común”, apuntó.
Clavijo señaló en su intervención que una vez vencido el virus
“tendremos que vencer al hambre” ya que “el precio que vamos a pagar por
ganar la batalla contra la enfermedad va a ser muy caro y doloroso y no
solo por esas miles de personas que hemos perdido para siempre, víctimas
de la enfermedad, sino por la pobreza sobrevenida que vamos a padecer”.
En este contexto, el senador destacó que no todos los territorios del
Estado van a sufrir las mismas consecuencias ni tienen las mismas
herramientas y posibilidades para superarlas. Así, destacó la especial
situación que vive Canarias donde la desaparición del turismo va a
establecer un escenario radicalmente diferente al del resto del Estado.
El senador autonómico calificó de “angustiosa” esta situación ya que se
trata de un problema cuya solución “no está en nuestras manos”.

En este sentido, apuntó que el Gobierno de España “no ha aprobado ningún
mecanismo financiero extraordinario que nos permita tener tranquilidad;
no ha expuesto ningún plan de rescate adecuado a la realidad de cada uno
de los territorios porque no puede ser el mismo tratamiento para el que
esté ingresado en planta que para el que se encuentre ingresado en la
UVI” a lo que añadió que “no nos ha dicho de cuántos recursos vamos a
disponer ni con qué instrumentos podemos contar para atender la pobreza
que se extenderá en las islas de forma imparable”.

Por ello, el senador reclamó al Estado “respuestas claras de la
Administración central del Estado para saber qué necesidades podremos
atender en los difíciles momentos que nos esperan”. “Una respuesta”,
prosiguió, “que no puede ser igual para todos los territorios porque las
respuestas tienen que adaptarse a los problemas y Canarias necesita
respuestas diferentes”. En este sentido, apuntó que una de ellas, ahora
mismo urgente, es la prórroga de los Ertes “el tiempo que haga falta
hasta que el turismo termine de arrancar; cuando puedan llegar turistas
en aviones” ya que, si eso no ocurre, “en Canarias se van a convertir en
miles y miles de parados y serán puestos de trabajo perdidos para
siempre”.

Para salir adelante, para poder atender la emergencia social y económica
a la que se enfrenta Canarias, el senador Clavijo demandó al Estado que
permita al Archipiélago utilizar sus propias herramientas; el superávit,
las políticas de empleo, el REF, la sentencia de Carreteras… fondos,
recursos y herramientas “que son derechos de los canarios y que
necesitamos activar para poder superar la situación que se nos viene”.

Así, detalló que “las administraciones canarias, sus cabildos, sus
ayuntamientos, su Comunidad autónoma, tienen dinero en los bancos; más
de 3.000 millones de superávit que ahora necesitan utilizar y que es un
dinero de los canarios”. “Ahora Canarias”, prosiguió, “necesita ese
dinero para que los ayuntamientos puedan pagar las ayudas de emergencia
social; la comida, el agua o la luz de sus vecinos, para que los
cabildos puedan hacerse cargo de los centros de mayores, para que la
Comunidad Autónoma pueda pagar los servicios sociales, la Educación y la
Sanidad ahora que se va a quedar sin ingresos”.

En la misma línea, reclamó recuperar “ya” los 100 millones de políticas
de empleo que se ha quedado el Estado y la transferencia de los 42
millones del Plan Integral de Empleo “porque ese dinero es gente
trabajando en convenios con cabildos y ayuntamientos; son los centros
especiales de empleo; son personas con discapacidad que pueden tomar las
riendas de su vida, son mayores de 45 años reenganchados al mercado
laboral”.

De igual manera, Clavijo exigió los más de 1.000 millones de euros de
carreteras que el Estado “nos debe por sentencia firme del Tribunal
Supremo”. “Un dinero”, recordó, “que nos quitaron en la anterior crisis
y que ganamos en los juzgados porque era de justicia” y recordó que esos
fondos “son empleo en obra publica, empleo en el sector de la
construcción, en infraestructuras que deben ser renovadas, en colegios
que se modernizan; non palistas, fontaneros, electricistas, albañiles…”.
Además, el senador le reclamó al Estado “que se cumpla con sus fueros;
con su Régimen Económico y Fiscal, con su Estatuto, con sus derechos
conquistados y recogidos en ley orgánica del Estado”.
Finalmente, Fernando Clavijo advirtió de los problemas que pueden
derivarse en Canarias si el Estado ignora esos derechos de los canarios
y no activa un plan especial para atender la delicada situación que va a
travesar la economía isleña. “Para algunos populistas”, apuntó, “un
clima de crispación social por el abandono de Madrid a Canarias sería un
excelente caldo de cultivo político, pero nosotros no somos ni
populistas ni irresponsables; no queremos hacer política sobre el
sufrimiento de nuestra gente y sobre el hambre de nuestras familias”.
Pero alertó que, o se actúa ya desde el Estado y se activan y se dan
respuesta a las peticiones que ha elevado Canarias en muchas ocasiones o
van a permitir que “un asunto de Estado se convierta a medio plazo en un
problema de Estado”.
“Canarias solo exige lo que le corresponde por derecho; cumplan con
Canarias para que Canarias pueda seguir sintiéndose parte de este
proyecto común”, concluyó.