Quantcast

Ratificado el acuerdo extrajudicial que pone fin al caso Julen sin ir a juicio

Este martes debía comenzar el juicio por el caso Julen con David Serrano, propietario de la finca de Totalán (Málaga) como único acusado en el banquillo. Debía responder por un delito de homicidio imprudente al no tener tapado el pozo ilegal por donde se precipitó el niño de dos años que acabó falleciendo y al que se tardó varios días en rescatar.

Sin embargo Serrano y los padres del menor llegaron en las últimas horas a un acuerdo. El acusado ha pedido perdón, ha aceptado una condena de un año de prisión (que no cumplirá ya que no tiene antecedes), y también el pago de una indemnización a los padres de 180.000 euros.

Ese pacto se ha ratificado este martes y ha evitado que tenga lugar el juicio.

SERRANO SE ENFRENTÓ DURANTE MESES CON LOS PADRES

En ‘El programa de Ana Rosa’, David Serrano se mostró contundente el pasado 4 de julio cuando aseguró que “tanta culpa tengo yo como sus padres por no estar atentos”.

En sus primeras declaraciones tras conocerse que se le imputaba un delito de homicidio imprudente, David aseguró que que se trata de algo injusto:

“¿Que yo he echo un pozo mal, ilegal? Perfecto, que esté acusado por eso, pero no por la muerte de un niño chiquitillo”.