Quantcast

La cuenta más surrealista: un restaurante cobra a un pareja seis euros por una manta que les prestaron para que no pasaran frío

Cada vez es más habitual que los restaurantes tengan mantas a disposición de los clientes para que las puedan usar en caso de que decidan tomar su consumición en las terrazas al aire libre.

Lo que no es tan habitual es que los locales cobren a los clientes que hacen uso de esas mantas. Eso mismo debió pensar Amanda Delgado y su acompañante. El pasado 12 de enero se sentaron en una terraza de la Costa de Adeje en Tenerife.

Tras pedir un Baileys, una Coca Cola Zero y una cachimba para fumar, una camarera se acercó para preguntarles si querían una manta. Ellos aceptaron pensando que era gratis.

Sin embargo, cuando pidieron la cuenta de la mesa, vieron que debían pagar 6 euros por haber utilizado la manta.

“Hoy he ido a la flaca, y una chica que trabajaba aquí nos ha ofrecido muy amablemente que si queríamos una manta, aceptamos y para nuestra sorpresa cuando llega la cuenta, nos cobra el uso de esta, sin avisarnos antes. Me parece una asquerosidad”, denuncia en Twitter.

Cuando pidieron explicaciones, los responsables les contestaron queno les iban a devolver el dinero porque tenían que haber preguntado antes si la manta era gratis o no.