Quantcast

El PP acusa a Sánchez de “consumar una traición a la nación” al “pactar con delincuentes”

La portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, acusó este viernes al presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez, de “consumar” una “traición a la nación” con sus “pactos con delincuentes” para ser investido de nuevo.

Así se pronunció en una entrevista en Esradio recogida por Servimedia, donde se refirió al acuerdo que ayer publicitaron el PSOE y ERC por el que este último partido se abstendrá en la investidura de Sánchez. En el texto difundido, socialistas y republicanos se comprometen a crear una “Mesa de diálogo” y a consultar sus acuerdos sobre Cataluña con “mecanismos” previstos “en el sistema jurídico-político”.

Según la interpretación de la portavoz parlamentaria del PP, “este gobierno nace pactado con delincuentes” porque se “compra” el lenguaje de “lo sediciosos”. “Es la consumación del abandono de los constitucionalistas en Cataluña”, lamentó Álvarez de Toledo.

A su juicio, en estas fechas lo que “se ha consumado” es “la traición a la nación en tándem con ERC” por parte del secretario general de los socialistas. En este sentido, consideró que el acuerdo entre el PSOE y el partido de Oriol Junqueras “es contra la Constitución” y para “formar un gobierno contra la Constitución”.

“Es un documento que ratifica la ruptura del PSOE con el orden constitucional”, se quejó Álvarez de Toledo, para quien este gobierno nace “con el doble estigma de la mentira y de la sedición”. Es más, en este punto retó a Sánchez a que se atreva a presentarse a unas terceras elecciones con este programa, ya que “él se presentó con una mentira y los españoles fueron a votar en base a una ficción”.

También habló del “estigma de la sedición” al entender que “este gobierno nace pactado con delincuentes”. Y “esta traición”, avisó la portavoz del PP en la Cámara Baja, “no se evita con una abstención” de los populares.

Recordó que ella misma se mostró a favor de un gobierno de coalición constitucionalista entre el PSOE, PP y Ciudadanos. “¿Cuál es el problema con la propuesta que yo defiendo? Que ese PSOE constitucional ha muerto y no existe”, expuso, y opinó que el PSOE es ahora “una fuerza nacionalista más disgregadora del orden constitucional”.

En este contexto, se declaró “incapaz de especular con cuánto puede durar este gobierno” y llamó a trabajar “con toda la fortaleza, determinación y movilización” y sin perder de vista que “necesitamos la reagrupación constitucionalista” en el Parlamento y en la calle.

(SERVIMEDIA)