Quantcast

Robles asegura que la negociación política está “al margen” de cuestiones judiciales

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, aseguró este jueves que las negociaciones para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno se desarrollan íntegramente en el ámbito político y “al margen” de cuestiones judiciales, y que de ello son conscientes los dirigentes de ERC.

En declaraciones a los medios de comunicación durante una visita a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), la ministra pidió confiar en el equipo negociador y “que todo el mundo tenga claro” que tanto el propio Sánchez como los negociadores se están guiando por “los intereses generales de España”.

“No es razonable que llevemos tanto tiempo sin gobierno” en plenas funciones, aseguró, subrayando a continuación que el PSOE ha ganado de forma “holgada” las dos últimas elecciones generales.

Considera por ello que es un “ejercicio de irresponsabilidad” por parte de los partidos “que hacen gala de ser españoles”, especialmente el PP, el rechazo a facilitar la investidura de Sánchez.

Robles reiteró que se está negociando “con sentido de Estado y pendientes siempre del interés general”, y reiteró el llamamiento al PP y a quienes “hablan en nombre de España” para que “piensen en España de verdad” y no se dejen llevar por el “miedo al señor Abascal” y a Vox.

Preguntada expresamente por ello no quiso aventurarse a avanzar una posible fecha para el debate de investidura, que debe ser convocado por la Presidencia del Congreso una vez que el candidato designado por el Rey “entienda que tiene que presentarse”.

Ante la polémica por el gesto que ERC reclama al Gobierno tras las sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre la inmunidad de Oriol Junqueras, Robles reiteró el “máximo respeto” del Ejecutivo por todos los actores que intervienen en un procedimiento judicial, y en este caso de forma particular por el Tribunal Supremo.

Subrayó, en ese sentido, que no ha habido una “descalificación” del Tribunal de Justicia de la Unión Europa al Supremo, porque fue el propio Supremo el que entendió que había “una serie de dudas jurídicas” que solicitó resolver.

A partir de ahí, dijo, “tenemos que ser todos muy respetuosos con los trámites de todo el mundo”, también de la Abogacía del Estado, afirmó, formada por “magníficos profesionales” a los que el Gobierno otorga “todo su apoyo y respeto” y que deben pronunciarse por cuestiones que “no son sencillas”.

Robles apeló a la formación jurídica “importante” que tienen muchos dirigentes de ERC para mostrarse convencida de que “saben” que una cosa son las cuestiones vinculadas a un procedimiento judicial y otra son las políticas, y que la negociación siempre se desarrolla en ese ámbito político “al margen de los procedimientos judiciales”, que además “tienen sus ritmos”.

Recordó que la Abogacía del Estado tiene hasta el día 2 de enero para pronunciarse y debe hacerlo con un estudio jurídico “profundo, riguroso y serio” porque las cuestiones judiciales siempre requieren “mucho debate, precisión, rigor”, y siempre con la premisa de que “la última palabra será del Tribunal Supremo”, que deberá aplicar la resolución del Tribunal Europeo.

Preguntada por las críticas de los independentistas al discurso del Rey, Robles subrayó el respeto del Gobierno a las instituciones, también a la Jefatura del Estado, y la coincidencia en muchas de sus preocupaciones, como la expresada por la desigualdad.

(SERVIMEDIA)