Quantcast

Gases refrigerantes a precios de locura

El verano está próximo. Parece una locura pero el tiempo pasa terriblemente deprisa y en algunas ciudades españolas el buen clima hace acto de presencia durante los meses de marzo o abril. Ciudades costeras como València, Barcelona o Castellón padecen las altas temperaturas durante estos meses y por otra parte, el archipiélago canario vive con temperaturas medias que se encuentran en torno a los 25 grados. Por ello, el aire acondicionado es una solución eficaz para combatir el calor sofocante del verano y gracias a climamania.com podemos adquirir un aire acondicionado que nos aplaque el calor. Para que funcione correctamente, es necesario recurrir a los gases refrigerantes. ¿Quieres saber por qué han subido de precio? En este artículo destacamos los detalles.

Precios desorbitados en los gases refrigerantes

A la hora de hacerle frente al calor, recurrimos amarcas de aire acondicionado que nos aseguren eficacia en ello. Sin embargo, a pesar de que algunos aparatos tengan mayor calidad que otros, no están exentos de que puedan estropearse. Uno de los motivos es que la bomba de calor no caliente en exceso y que un técnico te diga que falta gas refrigerante. El problema viene cuando te informan del precio y se sitúa en cientos de euros y hace años era más económico.

Debes saber que cuando se sufre el percance descrito anteriormente, es porque existe un fuga. Por ello, lo primero es reparar esta fuga antes de recargar el gas, puesto que se perderá con el tiempo. Por otra parte, las razones por las que el precio del gas refrigerante está en alza son por el impuesto sobre gases fluorados y la normativa europea F-Gas.

En el primer caso, en 2013 se aprobó el impuesto sobre gases fluorados (artículo 5 de la Ley 16/2013), que se centra en gravar en España la emisión de gases fluorados a la atmósfera y su consumo. El impuesto se ha aplicado progresivamente y en 2017 su aplicación alcanzó el 100%. Este hecho, provoca que el gas más usado en bombas de calor, el R410A, esté a un precio de 39,5€/Kg y otro muy usado en refrigeración comercial, el R404A esté a 75,68€/Kg.

Por otra parte, la Normativa Europea F-Gas se aplica a la cuota del gas que venda cada fabricante, por lo que afecta al aumento del precio del gas. Así, los precios de los gases anteriormente citados, tienen un precio de 104,7€/Kg y 190,4€/Kg respectivamente. Lo cierto es que esta situación pinta peor en el futuro, puesto en que ya en 2018 se aplicó un recorte de cerca del 30% en las cuotas de gas que venden los fabricantes. Habrá que esperar al paso del tiempo para saber cómo será la situación en este aspecto.

Lo cierto es que el aire acondicionado es un electrodoméstico básico en cualquier casa para conseguir una temperatura ideal en la que poder sentirnos a gusto. Por ese motivo, es importante hacer revisiones periódicas de nuestros aires acondicionados para prevenir este tipo de fugas y tener que pagar esta cantidad ingente de dinero.