Compartir

Telde ha incorporado una nueva obra de arte al patrimonio cultural de la ciudad gracias a la donación de un cuadro del pintor teldense Jesús Ojeda.

 

El alcalde, Héctor Suárez, y el concejal de Cultura, Juan Martel, recibieron este jueves de manos del propio autor el cuadro Luces, vacíos y macizos, durante un sencillo acto en el que participó también el cronista oficial de Telde, Antonio María González.

Ambos mandatarios se han mostrado “muy agradecidos y profundamente orgullosos” por contar con la titularidad desde hoy de esta nueva pieza que viene a “engrosar nuestro patrimonio municipal y a convertirse en parte de nuestra historia”.

La vinculación de Jesús Ojeda con Telde se remonta a su infancia, ya que aunque nació en Las Palmas de Gran Canaria pasó sus veranos y largas temporadas en Salinetas. Arquitecto de formación, estudió demás dibujo en las escuelas de Bellas Artes de Madrid y de Arte y Oficios de Gran Canaria, y reside actualmente en Córdoba.