Quantcast

Si estás en ASNEF, aún puedes pedir un préstamo

Cuando solicitamos un préstamo, buscamos conseguir liquidez de forma inmediata para cubrir alguna necesidad que nos urge, devolviendo ese importe, junto con unas tasas o intereses, en diferentes cuotas. Sin embargo, existen ciertas circunstancias que dificultan el acceso a la obtención de un préstamo, entre las que destaca figurar en la lista de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, comúnmente conocida por su acrónimo, Asnef.

Qué es ASNEF y por qué es difícil acceder a la concesión de un préstamo

En pocas palabras, dicha lista es un registro en el que figuran personas y empresas que tienen deudas impagadas, aunque difiere el importe mínimo de ambos grupos. Para el primero, pueden aparecer cuando el importe de la deuda es superior a cincuenta euros, y en las empresas han de superar los trescientos euros para figurar en este fichero. Una factura impagada es suficiente, siempre que la cuantía sea igual o superior al importe anteriormente mencionado.

Uno de los objetivos de esta organización es facilitar este tipo de datos a las empresas para que puedan conocer la solvencia de los posibles clientes, y que estas actúen conforme a esta información. Por ello, cuando alguien aparece en esta lista suele encontrarse con problemas para solicitar préstamos con asnef, pues las entidades financieras prefieren clientes que estén al día con sus pagos actuales antes de asumir deudas adicionales.

Aun así, no siempre resulta imposible tener acceso a un crédito por aparecer en este fichero, aunque existen ciertas limitaciones y condiciones. La más importante es la cuantía de la deuda, pues cuanto mayor es esta, más posibilidades tenemos de que nos lo denieguen. Con una deuda muy abultada, las entidades entienden que las probabilidades de no devolver el préstamo son demasiado altas como para prestar dicho dinero. Otra limitación relevante es la cantidad del propio crédito, ya que, como es lógico, tampoco podemos optar a una cantidad elevada en esta situación.

Un último aspecto de bastante importancia es la tasa anual equivalente, o TAE. Este concepto es un indicador del importe adicional que vamos a devolver a la entidad por prestarnos el dinero. Como norma general, cuanto mayor es el préstamo solicitado, ya sea en tiempo de devolución o importe prestado, mayor será esta tasa. 

Una herramienta pensada para ayudar a conseguir las mejores condiciones

Los comparadores online son la herramienta perfecta si estamos pensando en solicitar un préstamo personal, ya que recogen las condiciones que ofrecen las diferentes entidades financieras, actuando como un intermediario que pone a nuestra disposición las diferentes opciones, evitándonos tener que ir tediosamente una por una para recopilar toda la información. De esta forma, nos permite encontrar el préstamo con las condiciones que buscamos según la necesidad existente.

Otro aspecto a resaltar es que se pueden consultar estos comparadores de forma totalmente gratuita. Por último, otro beneficio de estos comparadores es que, al disponer de tan amplio abanico, existen posibilidades para todos, incluso los que puedan tener complicaciones por figurar en ASNEF.

Por todo esto, los comparadores online son una excelente herramienta que prestan una gran ayuda a las personas que necesiten buscar un préstamo, ofreciendo todas las opciones existentes para encontrar la que más se ajuste a la necesidad existente.