Quantcast

La aventura de volar sin motor, de la mano de Deporte Aventura

El vuelo sin motor es un deporte extremo que ha llamado la atención de miles de personas alrededor de España que buscan una experiencia de adrenalina sobre el aire, e inmersión en la naturaleza volando en silencio con otras aves. A su vez, hay nuevas tecnologías que lo han hecho incluso más seguro que un vuelo comercial y que permitirán compartir y volver a vivir la experiencia con el vídeo de 360 grados que hacen.

La aventura de volar sin motor puede ser vivida cerca de la ciudad de Madrid y puede ser considerado como un gran regalo de Reyes Magos que permite iniciar el año con nuevas experiencias de la mano de Deporte Aventura.

¿Cómo funciona el vuelo sin motor?

Este tipo de deporte existe hace un siglo y cuenta con todos los elementos de seguridad necesarios. Se hace mediante un avión (denominado velero) que no necesita motor para mantenerse en el aire. Debe ser subida por otra avioneta hasta una altura de unos 500 metros y en ese momento, se desensambla su unión para que el piloto pueda manipularla a libertad. Es posible mantenerse en el aire durante un tiempo considerable y todo depende de las capacidades del piloto y la metrología. También se puede acompañar al experto que se encarga de pilotear el vehículo. Se tienen registros de viajes de hasta 2000 kilómetros.

Volar en Madrid con Deporte Aventura

El vuelo sin motor (o vuelo a vela) puede ser practicado cerca de la capital española en el aeródromo Eduardo Castellanos, en Villacastín. Para poder vivir la experiencia, debe hacerse una reserva, sobre todo si se planea ir con un grupo numeroso. Los instructores pueden incluso desplazarse a un aeródromo privado en caso de que sea necesario, todo debe ser notificado con antelación, teniendo en cuenta los elementos climáticos.

Si se quiere más información, solo hay que rellenar un formulario que aparece en su página web, en el que solicitan datos básicos de contacto. Si se quiere hacer el vuelo, también recomiendan hacer la reserva con la mayor antelación posible, ya que muchas personas consideran esta experiencia como un gran obsequio para la fecha de Reyes Magos, así que los cupos pueden irse con rapidez. Más con la opción que ofrecen de entregar un cheque de regalo personalizado para entregárselo a alguien en fechas especiales.

En conclusión, este deporte se está convirtiendo en una actividad muy llamativa y novedosa para las personas que buscan iniciar el año con una experiencia única volando sin motor en silencio con otras aves, sentirse inmersos en la naturaleza y ver el mundo desde la base de una nube, con todos los elementos para tener un vuelo seguro. No hay que olvidar que debe hacerse una reserva y más cuando se planea ir en grupos grandes. Vale la pena anticiparse con las fiestas que se avecinan.