Quantcast

La amistad de Olona y Meloni aviva la idea de la creación de un nuevo partido de la ex de Vox

Giorgia Meloni se ha postulado esta semana como la nueva presidenta italiana, después de una clara victoria en las elecciones, con unos resultados muy superiores a los de sus contrarios. Una victoria de Meloni que podría llevar a Macarena Olona, una de sus más fieles amigas, a «imitar» a la italiana, y crear su nuevo partido político en España, tras su definitiva ruptura con Vox y Santiago Abascal.

Pocas sorpresas se han producido en las elecciones italianas en este 2022. Y es que, tal y como vaticinaban las encuestas, la representante de la «ultraderecha» italiana, Giorgia Meloni, ha conseguido una aplastante victoria en las urnas.

Así pues, la coalición conformada por Meloni, Matteo Salvini y Silvio Berlusconi ha conseguido más del 43% de los votos totales, quedando como segunda fuerza la coalición de centroizquierda liderada por Enrico Letta, con un 26,1%. Eso sí, en unos comicios que han destacado por el gran porcentaje de abstención, que ha conseguido marcar récord histórico en el país italiano.

Una victoria que no sólo ha alegrado a Meloni y su equipo de campaña, sino también, y muy especialmente, a Macarena Olona. Y es que ambas políticas comparten más que una ideología: en concreto, una gran amistad.

OLONA Y MELONI EN ANDALUCÍA

Una amistad que no ha pasado desapercibida. Y mucho menos, durante las elecciones andaluzas, en las que Macarena Olona se presentaba como la gran candidata de Vox a la presidencia regional.

Así pues, ante la sorpresa de muchos, Giorgia Meloni, por aquel entonces casi una «desconocida» de la política italiana, no dudaba en volar hasta Andalucía. No tanto por su interés en la política regional española, sino para mostrar su absoluto apoyo a la que considera una amiga de total confianza, Macarena Olona.

Una visita que, sin embargo, no era suficiente para que la representante de la formación de Santiago Abascal consiguiese una victoria para los suyos en Andalucía. Algo que, finalmente, acababa provocando la «desaparición» temporal de Olona ante las cámaras, y también al frente de Vox en Andalucía.

Una desaparición que ha durado unos cuantos meses, y que la propia Macarena Olona explicaba que se producía por motivos de salud. Una situación personal que se solucionaba tras el regreso de vacaciones, que permitía ver a una Olona más fuerte que nunca. Eso sí, no dentro de la formación de Santiago Abascal, que parece haber dado la espalda a la que anteriormente era uno de sus perfiles más fuertes a nivel interno.

UN NUEVO COMIENZO PARA LA EX DE VOX

Así pues, y a pesar de la insistencia de Macarena Olona de reunirse nuevamente con Santiago Abascal tras su recuperación, pronto quedaba más que manifiesto que la puerta de Vox estaba completamente cerrada al regreso de Macarena Olona. Algo que hacía que pronto comenzaran los rumores sobre un posible nuevo proyecto de la ya ex de Vox, ya sea a nivel nacional o regional. Y es que pocos son los que se atreven a cuestionar la fuerza social que aún es capaz de levantar Olona en gran parte del territorio nacional.

Un poder social y mediático de Olona que ahora parece haberse visto reforzado por la victoria de su amiga italiana ante las urnas. Y es que, tras el resultado de las elecciones italianas, y el alzamiento de Meloni como nueva presidenta del país, muchos eran los que tornaban los ojos para observar atentamente los próximos pasos de Macarena Olona en España.

Y es que, alentada por los resultados obtenidos por su amiga y confidente italiana, Macarena Olona podría estar a punto de dar un nuevo paso al frente. Esta vez, a través de la creación de su propia formación política. Un partido que no sólo contaría con el apoyo del nuevo Gobierno italiano, sino también con los miles de ciudadanos que apoyan sin medida a la ex de Santiago Abascal. Algo que podría poner en serios apuros a Vox en los próximos comicios ya que, según los rumores, Macarena Olona podría contar con más afecto entre los votantes que el propio Abascal, lo que podría hacer que muchos ciudadanos apostasen por la alicantina en la próxima cita con las urnas.