Quantcast

Joaquín Molpeceres Sánchez habla sobre Rasmus Løt, la nueva promesa del golf

Joaquín Molpeceres Sánchez habla acerca del último campeón del XV Daikin Madrid Open de Golf Adaptado celebrado en el campo de golf Encín Golf Hotel en Alcalá de Henares. Rasmus Skov Lot es un talento emergente en el mundo del golf de la ciudad de Ugelbølle en la parte noreste de Dinamarca. Hoy en día, no es común escuchar a un joven hablar de su ‘amor por la naturaleza y el aire fresco’, cuando las brillantes luces de la ciudad llaman con tanta frecuencia, pero en Rasmus parece que no es una fase temporal sino un elemento permanente de su personalidad ¿Quizás este joven tranquilo y centrado es producto de su educación y del entorno en el que vive? Ugelbølle es una ciudad costera que se encuentra a solo unos kilómetros del interior de Dinamarca, tiene una cultura que valora el espíritu de equipo y la convivencia de sus aproximadamente 1.300 habitantes, cuenta Joaquín Molpeceres.

“Es increíble ver como Rasmus usa una correa para sujetar el palo a su brazo derecho y agarra el palo con la mano izquierda, ya que nació sin antebrazo derecho.” – comenta Joaquín Molpeceres.

El danés Rasmus Løt, que llegó al torneo XV Daikin Madrid como uno de los favoritos al título, ha hecho buenos los pronósticos y se ha proclamado campeón del XV Daikin Madrid Open de Golf Adaptado con dos vueltas de 75 golpes, para un total de 150 golpes (+6).

“Cada vez hay más aficionados al golf en la Comunidad de Madrid y cada vez realizamos pruebas de mayor relieve nacional e internacional. Prueba de ello es este torneo que ha reunido a algunos de los mejores jugadores con discapacidad y nos llena de orgullo por el trabajo realizado”, señaló Ignacio Guerras, presidente de la Federación de Golf de Madrid, durante la entrega de premios del torneo.

No hay nada pretencioso en Rasmus. A los 16 años, tiene una simpatía encantadora que viene con la frescura de la juventud y, sin embargo, es fácil ver una determinación resuelta en su núcleo – cuenta Joaquín Molpeceres. Rasmus había jugado al fútbol y al tenis antes de que un viaje a Kalø con su abuelo Poul cambiara su pasión por el deporte. Poul pensó que ya era hora de que su pequeño nieto conociera un deporte que él mismo había practicado durante casi veinte años. Rasmus, con solo diez años de edad, ya conocía el golf cuando sus compañeros de clase intentaron animarlo a participar, pero fueron las sabias palabras de Poul las que proporcionaron la chispa necesaria para encender el interés del joven.

Nacido sin antebrazo derecho, Rasmus usa una correa para sujetar el palo a su brazo derecho y agarra el palo con la mano izquierda. “No veo ningún problema en tener medio brazo”, dice Rasmus, quien fue seleccionado para el equipo danés de paragolf y realmente disfruta reunirse con sus compañeros de equipo en sus sesiones regulares de entrenamiento. “No quiero que la gente sienta pena por mí”, dice, “tenemos un buen entrenador, Jan Freij, que me ayuda”. También aprende de los otros jugadores del equipo y, con el cuatro veces campeón europeo individual Stefan Mørkholt como compañero de equipo, está aprendiendo rápido. Aunque Rasmus admira a Stefan y a los demás que de vez en cuando lo ayudan con un consejo ocasional, es directo cuando dice sobre jugar con Stefan: «Espero vencerlo pronto».

Joaquín Molpeceres asegura que Rasmus ha demostrado ser uno de los mejores golfistas jóvenes de Dinamarca. Rasmus hasta ahora no ha pensado mucho en el futuro al salir de la escuela. Actualmente, es feliz jugando al golf por diversión con sus amigos, aunque dice: “Se vuelve muy competitivo en el campo”. Durante el último año, Rasmus ha sido competitivo al dar sus primeros pasos en el Tour de la Asociación Europea de Golf para Discapacitados. Como novato en 2017, Rasmus aprendió rápidamente que el nivel de juego es alto, pero está preparado para la tarea y ha progresado mucho. Formó parte del equipo de demostración de EDGA en el Masters de Portugal en Vilamoura, donde encontró muy inspiradora la oportunidad de estar hombro con hombro con las estrellas del Tour Europeo. A Rasmus le gustan los torneos EDGA y dice: «Muchos jugadores son casi iguales a mí y es agradable hablar y conocerlos».

Con el objetivo de subir al podio en el próximo Campeonato de Europa Individual dentro de dos años, Rasmus ha estado trabajando no solo en su técnica de golf sino también en su acondicionamiento físico, especialmente en invierno, cuando va al gimnasio seis veces por semana. En la temporada, como era de esperar, esta intensidad se reduce a medida que aumenta su carga de práctica.

Un comportamiento imperturbable y un potente swing de golf son dos ingredientes esenciales del cóctel necesario para alcanzar la cima de un deporte que no perdona en su capacidad para encontrar y exponer cualquier debilidad en la personalidad o la técnica – asegura Joaquín Molpeceres. Rasmus está bien encaminado y es fiel a la máxima que está feliz de compartir con otras personas que tienen una discapacidad similar y siempre será bienvenido a participar en los torneos del Encín Golf Hotel y del Olivar de la Hinojosa.

El Daikin Madrid Open ha reunido a casi un centenar de jugadores con diferentes discapacidades: amputados, invidentes, intelectuales, de movilidad reducida y de enfermedades degenerativas que visibilizan la capacidad integradora e inclusiva que supone el golf en la vida deportiva de multitud de golfistas, sin límite de edad y género. Además de Daikin, el torneo ha contado con la colaboración de la empresa automovilística HYUNDAI y de ISPS HANDA, que apoya eventos mundiales para deportistas con discapacidad y especialmente a los golfistas con discapacidad visual; y con el apoyo de la Asociación Europea de Golfistas con Discapacidad -EDGA- y la Real Federación Española de Golf.

Además, Joaquín Molpeceres recuerda que: “No hay que olvidar que el XV Daikin Madrid Open de Golf Adaptado es valedero para el ranking mundial y nacional”.